Lazos de Guatemala con Israel impulsan decisión de trasladar embajada

0
347

El desarrollo de los acontecimientos desde que el presidente estadounidense Donald Trump anunció su reconocimiento unilateral de Jerusalén como capital de Israel, contra el derecho internacional y las resoluciones de la ONU, reveló el vínculo histórico entre el Estado colonial y Guatemala, siendo este el primer país después de Estados Unidos en declarar su intención de mover su embajada a Jerusalén.

Escribiendo en su página oficial de Facebook, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, afirmó que la decisión fue tomada a la luz de los lazos históricos entre Israel y Guatemala, haciendo que la reubicación de la embajada sea «de mayor relevancia». Guatemala fue uno de los países con una embajada basada en Jerusalén antes de 1980 cuando la ONU pidió la retirada de tales embajadas después de que Israel proclamara la propiedad de toda la ciudad.

La declaración de Morales se emitió después de la resolución no vinculante de la Asamblea General de la ONU sobre Jerusalén en diciembre de 2017, respaldada por una mayoría de 128 contra 9. La resolución exhortó a los países a acatar las resoluciones anteriores del Consejo de Seguridad de la ONU y reafirmó que el estado Jerusalén debe resolverse mediante negociaciones. También reiteró que:

«Las decisiones y acciones que pretenden haber alterado el carácter, el estado o la composición demográfica de la Ciudad Santa de Jerusalén no tienen ningún efecto legal, son nulas y deben rescindirse en cumplimiento de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad».

Razones del traslado

Honduras y Guatemala, que dependen de las ventas israelíes de equipos militares, votaron en contra de la resolución. Honduras recientemente compró $ 209 millones en equipos militares y de vigilancia de Israel.

La ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala, Sandra Jovel, concedió una entrevista al Times of Israel en la que afirmó que su país había planeado la mudanza hace varios años, pero que no pudo hacerlo. «Obviamente, la decisión del presidente Trump ayudó de alguna manera, porque podemos hacerlo juntos, como naciones aliadas», reconoció.

También se informó que Jovel afirmó que Guatemala quería ser el primer país en trasladar su embajada a Jerusalén.

En los últimos años, Israel ha estado centrando su atención cada vez más en América Latina. El cambio hacia gobiernos de derecha en la región, el último ejemplo es Chile, puede facilitar esa diplomacia.

Varios países de la región, como Argentina, Chile, Brasil, Honduras y Guatemala, tienen vínculos con Israel y aprovechan la oportunidad de comprar tecnología de vigilancia israelí. A nivel regional, también hay apoyo gubernamental para el paradigma de dos estados en lugar de un apoyo manifiesto para la Palestina histórica. Los gobiernos de la región, por lo tanto, son reacios a cortar los lazos con Israel, lo que da como resultado una situación en la que el apoyo a Palestina está en tensión con el mantenimiento de las relaciones con Israel.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre