Las Fuerzas Armadas quieren enseñar la IA a mirar imágenes de drones

0
321

Cuando la Fuerza Aérea de EE.UU. desplegó Gorgon Stare, un sistema de video de drones que consta de 368 cámaras que cubren casi 40 millas cuadradas a la vez, en 2011, un funcionario declaró, «podemos ver todo».

La tecnología, llamada así por las criaturas cuyas miradas convierten a la gente en piedra, pueden vigilar un área durante horas, tomar imágenes compuestas de 1.800 millones de píxeles cada una, y crear varios terabytes de datos por minuto.

Si bien los ataques con drones han alterado el conflicto armado en los últimos años, el uso de sistemas de aeronaves no tripuladas para la vigilancia y la inteligencia puede llegar a ser un desarrollo más revolucionario.

Pero esto depende de nuestra capacidad para revisar todo el video recopilado, analizarlo y obtener información e inteligencia.

Con la demanda de más operaciones de drones que continúen sin cesar, los militares deberían idear formas de revisar cada segundo de videovigilancia de drones y administrar la gran cantidad de información que resulta.

Beneficios de la Inteligencia Artificial (IA)

La respuesta a este dilema es una combinación de nuevas tecnologías de inteligencia artificial (IA), análisis y compresión que automatizarían la revisión y el análisis inicial del video de drones. En otras palabras, los militares deberían enseñar a sus máquinas cómo ver televisión.

Los beneficios de este enfoque son inmediatamente obvios. Al ceder el análisis de video a las máquinas, los militares podrán aprovechar toda la información recolectada en lugar del extremadamente pequeño porcentaje examinado actualmente: un oficial del departamento de Defensa nos dice que el 99 por ciento de todo el video de drones no ha sido revisado.

Si el Pentágono puede aprovechar ese tesoro de video, podría obtener un conocimiento profundo sobre sus adversarios y áreas de operaciones que no tienen rival en ninguna nación u organización no estatal.

Esto podría alterar el carácter del conflicto de la misma manera que las municiones guiadas por precisión lo hicieron hace décadas.

Además, un análisis más exhaustivo de imágenes de drones podría reducir la muerte de civiles inocentes en zonas de conflicto, acelerar la velocidad y los esfuerzos de recuperación en una crisis humanitaria o en respuesta a un desastre natural, y posiblemente eliminar a los combatientes enemigos antes de que puedan llevar a cabo ataques.

La combinación de inteligencia artificial, análisis de video y tecnologías de compresión conducirán a un aumento exponencial en la utilidad y el valor de los drones militares.

Y dado que el proyecto actual de Defensa reserva casi $ 7 mil millones para investigación, compras y construcción relacionados con drones, con $ 2.6 mil millones dirigidos a aviones no tripulados existentes, extraer el máximo valor de los drones es bueno para la seguridad nacional y para el presupuesto del Departamento.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre