La tesis de intervención militar en Venezuela está fortaleciéndose

0
137

Cuando el presidente Donald Trump dijo hace un año que los EE. UU. consideraban una «opción militar» para Venezuela, casi nadie en Washington pensó que era una buena idea.

Hoy, mientras Venezuela se desliza hacia el colapso, desencadenando una crisis migratoria de millones de personas, el apoyo a tal movimiento se está discutiendo abiertamente. La idea de utilizar la fuerza para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro está ganando, aunque sigue siendo una visión claramente minoritaria (Te puede interesar: ¿Qué países no se oponen a la intervención militar de Venezuela?)

Marco Rubio, un senador republicano de Florida, dijo el mes pasado que durante años buscó una solución pacífica a Venezuela, pero ahora hay un «argumento muy fuerte» de que es una amenaza para la seguridad de la región y de los EE. UU. que exige el uso de la fuerza estadounidense

Este mes, hablando en Cúcuta, la ciudad fronteriza colombiana que es el punto de cruce más grande para los migrantes, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, dijo que la intervención militar no debería descartarse, aunque luego sugirió que habría sido malentendido (También: OEA se une al apoyo de invasión militar de Venezuela)

El propio Trump no ha retrocedido nada. El martes en las Naciones Unidas, dijo a los periodistas que le preguntaron sobre la intervención militar que no tenía intención de transmitir sus planes, y agregó: «Es un régimen que francamente podría ser derrocado muy rápidamente por los militares, si el ejército decide hacer eso»

Opiniones al respecto

Fernando Cutz, quien se desempeñó como asesor en América del Sur hasta el año pasado en el Consejo de Seguridad Nacional, dijo el lunes en el Centro Wilson de Washington que una intervención militar multilateral podría ser la mejor solución para Venezuela.

Parte de lo que está impulsando la conversación cambiante es que el ejército venezolano, visto desde hace tiempo como la columna vertebral del apoyo del gobierno, está mostrando crecientes grietas de disidencia. El año pasado, hubo varios intentos militares menores para derrocar a Maduro, incluso mediante el uso de un dron armado en un desfile militar (También: Investigación por explosión de drones en Venezuela)

A su vez, el gobierno ha intensificado la represión, utilizando los intentos de golpe y la amenaza percibida de un ataque como pretexto para encarcelar a los líderes de la oposición.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre