La relación de 100 años de amistad Australia-Estados Unidos

0
114

Australia es el aliado más cercano de Estados Unidos en la región del Pacífico y un fuerte socio comercial. Las relaciones entre los dos países, continúan cálidas y cordiales. El primer ministro Malcolm Turnbull ha estado pregonando los 100 años de amistad de su país con los Estados Unidos, haciendo referencia a la camaradería estadounidense-australiana desde la Primera Guerra Mundial.

Entonces, como van las reuniones esta semana, la reunión de Trump el viernes con Turnbull debería ser una de las más fáciles. Pero en dos temas en particular, China y el comercio, Trump podría encontrar la reunión algo difícil e incómoda.  Al parecer, los mandatarios han superado el escándalo del año pasado cuando Trump se quejó amargamente con Turnbull sobre el trato que el presidente Obama logró en los últimos días de su administración para permitir el ingreso de más de 1,200 refugiados del sur de Asia y Rohingya que Australia había estado albergando.

Dejando de lado esa pequeña situación, las relaciones entre Estados Unidos y Australia continúan a buen ritmo, con intercambios militares, ventas y ejercicios; apoyo mutuo para aumentar la presión sobre Corea del Norte; cooperación contra ISIS en Iraq y contra los talibanes en Afganistán.

Diferencias de China

China es el mayor socio comercial de Australia en importaciones y exportaciones. Y, según el gobierno australiano, el 25% de las importaciones de manufacturas de Australia provienen de China y el 13% de sus exportaciones son de carbón térmico a China. Así que, literalmente, Australia no puede permitirse el mal manejo de su enfoque al ascenso de China como potencia militar y económica. Trump tampoco puede hacerlo.

El déficit comercial de EE. UU. con China aumentó el año pasado a $ 375.200 millones, niveles altos jamás alcanzados. Pero la Estrategia de Seguridad Nacional de Trump califica a China como un competidor estratégico que usa la economía para intimidar a sus vecinos.

El mes pasado, después del lanzamiento de la Estrategia de seguridad nacional de Trump, la ministra de Relaciones Exteriores australiana, Julie Bishop, hizo grandes esfuerzos para distanciar a su gobierno de la visión estadounidense. Según la funcionaria, no ven a Rusia o a China como una amenaza militar para Australia. Aseguró que realizaban ejercicios militares con China y otros países de la región, y que muy posiblemente, seguirán haciéndolo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre