La OEA condena el segundo mandato de Nicolás Maduro

0
230

La OEA condenó enérgicamente la inauguración de Maduro el pasado 10 de enero, dejando en claro que no lo reconocerán como el legítimo presidente de Venezuela.

Colombia, Argentina, Chile, Brasil, Honduras, Estados Unidos, Canadá, Guyana, Santa Lucía, Panamá, Costa Rica, Perú, Guatemala, Paraguay, Jamaica, República Dominicana, las Bahamas, Ecuador y Haití.

¿Cómo fue la votación?

Estas son las 19 naciones, que representan, representando más del 80% de la población de las Américas, que hoy se negaron a reconocer la legitimidad de la presidencia de Nicolás Maduro, durante una votación en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Seis países, entre ellos Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Suriname, que representan a la población de menos del 5% de las Américas, votaron en contra de la medida.

Ocho naciones, incluyendo México, El Salvador, Uruguay, Trinidad y Tobago y Belice, se abstuvieron.

La diminuta isla caribeña de Granada estuvo ausente de los procedimientos el pasado 10 de enero.

Nicolás Maduro todavía puede disfrutar del apoyo de dos estados anteriormente democráticos, que ahora se encuentran al borde del totalitarismo a instancias de los presidentes marxistas: Bolivia y Nicaragua.

En Bolivia, nunca ha estado tan claro que Evo Morales tiene poco o ningún interés en la democracia, la Constitución o el estado de derecho. A pesar de su clara prohibición de postularse para un cuarto mandato sin precedentes por la Constitución boliviana, y a pesar de su pérdida en un referéndum para cambiar la Constitución y permitirle volver a postularse, Morales se basó en sus jueces completamente sesgados y cuidadosamente seleccionados en la Corte Suprema para subvertir tanto la Constitución como la voluntad democrática del pueblo. Si parece que perderá las próximas elecciones presidenciales de 2019 en un voto libre y justo (una posibilidad probable) lo robará.

En Nicaragua, paramilitares encapuchados a favor del gobierno y fuerzas de seguridad estatales alineadas con el partido FSLN de Daniel Ortega han masacrado a cientos de estudiantes que han salido a las calles para protestar contra el creciente autoritarismo de la nación. Ortega ha convertido a la nación centroamericana en una cleptocracia y ha amenazado las vidas de quienes se atreverían a oponerse a él.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre