Militarización de la seguridad pública genera controversia en Brasil

0
405
Noticias Militares de Brasil: Exigencias de la intervención militar
Noticias Militares de Brasil: Exigencias de la intervención militar

En los últimos 12 meses, el ejército fue llamado 4 veces para intervenir. Durante la última década, el estado de Río ha apelado a las Fuerzas Armadas 12 veces. Aquellos que circulan por las calles de la ciudad se han acostumbrado a la presencia de hombres en uniformes camuflados, francotiradores, carros blindados y otros personajes usualmente asociados con escenas de guerra.

El gobernador del estado de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezão, dijo el 22 de septiembre que ya no podía hacer frente a la situación en Rocinha, una de las favelas más grandes de Río. La disputa entre dos miembros de alto rango de la facción criminal que domina el territorio ha aumentado los niveles de violencia allí.

Una vez más, ante una mayor tensión, el Gobierno de Río de Janeiro solicitó asistencia al Ejército. Aproximadamente 950 soldados fuertemente armados llegaron a la favela a pie, en vehículos blindados y helicópteros. Hasta el momento, fuentes oficiales han reportado 3 muertes desde la entrada del ejército; fuentes informales afirman que el número es mayor. Los residentes de la comunidad viven con miedo, las escuelas están cerradas y los puestos de salud tienen cuidados intermitentes.

La participación de las Fuerzas Armadas en la seguridad pública en Río de Janeiro se puede contar desde dos perspectivas diferentes. La primera es la narrativa «local», más común entre los expertos en seguridad pública o para activistas en la zona. Las versiones construidas dentro de esta perspectiva destacan la extrema violencia urbana en Río de Janeiro, agravada por la crisis administrativa en el estado. Esta violencia la realizan las facciones y los grupos del crimen organizado, pero está estrechamente vinculada a la acción violenta del Estado en las favelas y periferias, dinámica que resulta en un genocidio de poblaciones negras.

Este proceso está vinculado a la opción de tratar las políticas de drogas como temas de seguridad, lo que fomenta la confrontación armada y produce una enorme violencia y letalidad, además de la brutal política de encarcelamiento.

También es posible citar el argumento «oficial», que justifica una operación militar mediante la formulación de una supuesta situación de emergencia de seguridad pública en la ciudad y el estado, que también requeriría acciones de emergencia. Todas estas narraciones son verdaderas y nos ayudan a entender lo que está sucediendo en nuestras calles. Es una cara de la tragedia que se desarrolla en la ciudad de Río de Janeiro y ayuda a articular el activismo que busca combatir la violencia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre