La Iglesia aboga por un diálogo renovado con el ELN

0
243

El padre Darío Echeverría González aseguró que la Iglesia está buscando activamente una reunión con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos. El padre Darío Echeverría González, secretario de la Comisión Nacional de Conciliación de la Conferencia Episcopal, indicó que el grupo insurgente de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), ha expresado su deseo de reanudar las conversaciones de paz con el gobierno colombiano.

Echeverría González aseguró que la Iglesia está buscando activamente una reunión con el presidente colombiano Juan Manuel Santos, así como con el principal negociador de paz del gobierno, Gustavo Bell, para reiniciar las conversaciones de paz y llegar a un acuerdo.

«La Iglesia está comprometida a hablar con el gobierno del presidente Santos y con el propio Dr. Bell, para alentarlos a proceder con una dosis de generosidad para continuar la negociación y llevarla a un punto donde el proceso sea irreversible».

Si tal proceso no es posible, Echeverría González dijo que tal compromiso entre el gobierno y el grupo insurgente debería proporcionar un marco sólido para que el nuevo gobierno intervenga y proceda con éxito en las negociaciones de paz. Las elecciones presidenciales de Colombia tendrán lugar en mayo de 2018.

El anuncio de Echeverría González se hizo una semana después de una reunión en Quito, Ecuador, entre la delegación del ELN y la Iglesia, según Nodal.

Pablo Beltrán, principal negociador de paz del ELN, pidió la reanudación de las conversaciones de paz la semana pasada, diciendo que el grupo está abierto «a un nuevo y mejor alto el fuego bilateral». La declaración de Beltrán se hizo un día después de que el presidente colombiano Juan Manuel Santos las conversaciones de paz después de tres ataques con bombas contra estaciones de policía en toda Colombia mataron a siete oficiales y decenas resultaron heridos.

«Mi paciencia y la del pueblo colombiano tienen sus límites», dijo Santos al instruir a los oficiales de seguridad del estado a «mantener una fuerza contra los grupos armados que operan al margen de la ley». Las declaraciones de Santos dejaron en claro que el gobierno detendría nuevas reuniones con el ELN.

El ELN, por su parte, ha impugnado los intentos del gobierno de culpar al grupo de una escalada de violencia, diciendo que «cumplieron los 101 días de alto el fuego a pesar de la ofensiva militar lanzada por el gobierno hacia fines de octubre, cuando atacaron nuestros campamentos en El Choco y Norte de Santander «.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre