La guerrilla de izquierda del Eln liberó a seis soldados más en Colombia

El Ejército de Liberación Nacional de Colombia, liberó a seis soldados que tenía secuestrado como parte del esfuerzo del grupo por restablecer las conversaciones de paz con el estado colombiano.

La noticia llega una semana después de que el Eln liberara a otros tres soldados, ya que Duque sigue exigiendo que el grupo libere unilateralmente a “rehenes” como condición para reanudar las conversaciones de paz.

“El ELN cumple su palabra según lo prometido. Esta liberación es una acción humanitaria unilateral “, dijo en un video Uriel, un comandante insurgente. El comandante también denunció que el gobierno rechazó suspender cualquier operación militar para facilitar la liberación.

Duque ha dicho que el Eln debe liberar a 19 personas detenidas antes de que reanude el diálogo. Dijo que durante su inauguración el 7 de agosto evaluaría las conversaciones, que comenzaron con el gobierno de su predecesor, Juan Manuel Santos, en febrero de 2017, durante sus primeros 30 días.

Ausencia de condiciones para el proceso de paz

Pero el ELN afirma que el gobierno no está haciendo su parte para la liberación de los detenidos. “Los liberamos unilateralmente porque, para el gobierno, sus soldados y policías ni siquiera merecen la firma de un protocolo para garantizar la acción humanitaria”, dijo el Eln en un comunicado. “Cinco semanas de retraso injustificado, causado por el gobierno”.

También dice que el diálogo de paz sigue siendo una prioridad, pero el Eln continuará con su propia agenda político-militar y ejercerá su “derecho a la rebelión”. También culpa al gobierno por tratar de establecer el diálogo en medio de una confrontación.

“A diferencia del gobierno, tenemos claro que la dinámica del diálogo no debe ser condicionada ni forzada por el chantaje”, dice la declaración del ELN.

El grupo insurgente dijo que estaba en operaciones militares constantes mientras los soldados estaban detenidos, pero que siempre fueron tratados de la mejor manera posible.

“Un tratamiento que a los presos políticos y sociales, mujeres y hombres, les gustaría obtener. Un trato que el comandante Samuelito, que fue asesinado a sangre fría en lugar de ser arrestado a pesar de estar desarmado y sin uniforme, no lo consiguió “.

La declaración critica las acciones militares de las fuerzas armadas de Colombia en conjunto con grupos paramilitares ilegales, con el objetivo de causar terror en las comunidades locales e impulsar proyectos a gran escala, atrayendo inversiones multinacionales.

La última ronda de conversaciones, celebrada en Cuba, terminó el 1 de agosto. Se cree que el grupo rebelde tiene otros seis miembros de la fuerza de seguridad en la provincia de Choco, así como otros 10 detenidos.

El Eln dijo el lunes que las condiciones de Duque para reiniciar el diálogo eran inaceptables, pero el grupo tiene la intención de liberar a los detenidos de todos modos. El jueves 6 de septiembre, el grupo liberó a otros tres soldados.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre