La ciberseguridad y defensa en operaciones en la era digital

0
221

La rápida adopción de las tecnologías de la información ha conducido a un mayor riesgo de ciberataques y, por lo tanto, a una mayor conciencia de las preocupaciones relacionadas con la ciberseguridad. Las medidas de defensa deben mantenerse al ritmo de este entorno de rápida evolución. La defensa cibernética para las fuerzas armadas tiene como objetivo garantizar la disponibilidad y el acceso a un ciberespacio seguro al proporcionar capacidades sólidas y resistentes. Las capacidades cibernéticas están enfocadas a prevenir, detectar, defender y responder a los ciberataques que pueden afectar a las redes y sistemas militares y qué efectos pueden cambiar el curso de las operaciones militares. La defensa cibernética es más que simplemente proteger los sistemas de comunicaciones e información (CIS).

Una respuesta militar a la ciberseguridad

Como las capacidades de defensa están cada vez más interconectadas, la necesidad de una mayor capacidad de recuperación se vuelve cada vez más importante. Las plataformas militares en los dominios marítimo, terrestre, aéreo y espacial requieren una evaluación de sus amenazas específicas y el desarrollo de medidas de protección apropiadas dentro de las capacidades actuales y futuras.

Los militares están tomando medidas para aumentar su comprensión de los desafíos de la ciberdefensa, lo que lleva a una mejor integración en el proceso de planificación operacional. Esta comprensión puede mejorarse mediante la asignación de recursos a la educación, capacitación y ejercicios en todos los niveles, abordando la falta de comprensión de las implicaciones operativas de la ciberdefensa.

Las actividades de investigación de defensa cibernética están influenciadas por varios factores diferenciadores. Por un lado, abrazar la innovación significa aceptar los riesgos de fracaso. En el pasado, los errores a veces han llevado a logros exitosos a largo plazo. Esto no significa que el proceso de innovación esté fuera de control: existe la suposición tradicional de que se deben evitar los errores, lo que lleva a una evitación del riesgo cultural. Como resultado, los proyectos no se inician y las ideas no se desarrollan a menos que haya una gran certeza de lograr el éxito.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre