La brutalidad regresa a las calles de Argentina a manos de la Policía

0
498
La brutalidad regresa a las calles de Argentina a manos de la Policía

La brutalidad policial ha devuelto las calles argentinas a un nivel no visto desde los sangrientos días de la deshonrada junta militar del dictador Galtieri.

La policía ha hecho uso de cañones de agua y bastones contra manifestantes que marchan de forma pacífica en Buenos Aires, las marchas se debían a una campaña hecha para conocer el paradero del activista de derechos humanos ‘desaparecido’ Santiago Maldonado.

Maldonado fue visto por última vez en una manifestación de derechos indígenas en la Patagonia el mes pasado, donde la policía fronteriza llegó para desmantelar un bloqueo levantado por los manifestantes.

Amigos y familiares de Maldonado han acusado al Gobierno de permitir que el personal del Ejército lo retirara forzosamente de la protesta el 1de agosto. La policía niega detenerlo, y no hay registros oficiales que demuestren que fue detenido.

Las nuevas marchas

Los activistas de derechos humanos, los dirigentes sindicales y los grupos de izquierda se reunieron bajo el lema ¿»Donde está Santiago?» (¿Dónde está Santiago?), Mientras pedían al gobierno del presidente Mauricio Macri que hiciera más para encontrarlo.

La desaparición de Maldonado el mes pasado ha provocado furia y temor entre la gente de Argentina, que lo comparó con ‘los desaparecidos’ de los años 70.

Bajo la dictadura de la junta militar entre 1976 y 1983, la represión estatal dejó más de 30.000 desaparecidos, según organizaciones de derechos humanos.

El actual gobierno del presidente Mauricio Macri ha dicho que esta cifra ha sido «exagerada y que el número es mucho menor», provocando un conflicto más amplio con los activistas y las familias de las víctimas.

El cambio de la policía en los últimos 40 años

La brutalidad regresa a las calles de Argentina a manos de la Policía

La semana pasada, la ministra argentina de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que las cosas habían cambiado desde la restauración de la democracia a principios de los 80.

La señora Bullrich dijo: «La policía no es lo mismo que hace 40 años».

Agregó que debido a que los manifestantes tenían la cara cubierta, no había indicios reales de que el señor Maldonado hubiera estado en el ataque mapuche.

Durante la década de 1970 la dictadura, la policía y las fuerzas del ejército secuestraron y torturaron ilegalmente a activistas, estudiantes y periodistas, la mayoría de los cuales nunca fueron encontrados.

Y ahora los periodistas han llamado a los acontecimientos de la noche del viernes un ataque a la prensa libre mientras la policía arrestó a periodistas que cubrían la protesta.

Represión a la prensa

La brutalidad regresa a las calles de Argentina a manos de la PolicíaTreinta personas fueron detenidas, entre ellas reporteros y 23 heridos, según la Unión de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).

El sindicato ha emitido una declaración en la que dice que los periodistas que cubren los acontecimientos fueron golpeados brutalmente por agentes de policía antes de ser llevados.

Los diferentes informes de noticias muestran a la policía marchar con los cañones de agua y lanzar violentamente manifestantes en las furgonetas de policía.

Los periodistas pueden ser escuchados identificándose a sí mismos y a sus compañeros mientras son llevados, y otros detenidos gritando sus nombres completos pidiendo a la gente ‘buscarlos’ en las estaciones de policía.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó a la Argentina a tomar «las medidas necesarias para determinar la situación y el paradero de Maldonado», así como informar sobre la investigación de los hechos. El documento señala que «la vida y la integridad personal de Santiago Maldonado se encuentran en una situación de grave riesgo».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre