Informe de asesinatos de defensores de DD.HH. en el mundo

0
310

La mayoría de los homicidios en América Latina se produjeron en Colombia, Brasil, México y Honduras, según el informe.

De los 312 defensores de los derechos humanos asesinados en todo el mundo en 2017, 212 de ellos (67.9 por ciento) eran de América Latina, según un nuevo informe de Front Line Defenders, una organización sin fines de lucro con sede en Irlanda.

El grupo publicó los datos en su informe anual Human Rights Defenders at Risk.

Según el informe, el 80 por ciento de los asesinatos en todo el mundo tuvieron lugar en cuatro países: Brasil, Colombia, México y Filipinas.

En América Latina, 156 defensores de los derechos humanos fueron asesinados solo en Brasil y Colombia.

«La violencia contra los defensores de los derechos humanos se ha intensificado en las regiones de crisis política y económica: Venezuela, Brasil, Guatemala, Paraguay, Honduras y Argentina», dijeron los investigadores en su informe.

Casos relevantes de los países más afectados

En Brasil, bajo el presidente Michel Temer, hubo un aumento en la violencia y la participación de las fuerzas de seguridad del estado.

En Colombia, bajo el presidente Juan Manuel Santos, ex guerrilleros entregaron sus armas como parte de un acuerdo de paz, pero bandas criminales y paramilitares han perseguido y asesinado a líderes sociales.

Hasta el 20 de diciembre, 105 activistas fueron asesinados en el país sudamericano en 2017, y casi el 59 por ciento de ellos tenían motivaciones políticas, informó El País. La mayoría de los asesinados defendían los derechos sobre la tierra, el medio ambiente y los pueblos indígenas.

En septiembre pasado, un autobús lleno de observadores de derechos humanos en Honduras fue interceptado por las fuerzas de seguridad del estado que arrojaron gases lacrimógenos al autobús, lo que resultó en la hospitalización de activistas que habían estado planeando documentar la represión continua contra estudiantes universitarios, señaló el informe. El presidente Juan Orlando Hernández también ordenó a la Policía Nacional de su país que reprima las protestas en curso contra su controvertida reelección.

También se refirió a la desaparición y asesinato del activista argentino de derechos humanos Santiago Maldonado, quien desapareció en agosto de 2017 durante una protesta por los derechos del pueblo mapuche indígena, que fue reprimida violentamente por la fuerza militar argentina. El presidente argentino, Mauricio Macri, también reprimió las protestas en todo el país.

La «criminalización» sigue siendo una de «las estrategias más comunes empleadas para obstruir y deslegitimar el trabajo de los defensores», agregó.

El informe agregó que países latinoamericanos como Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Honduras y Perú también vieron un «aumento alarmante en los ataques homofóbicos y transfóbicos».

En 2016, 85 defensores de los derechos humanos fueron asesinados en Colombia, seguidos por Brasil, donde murieron 58, y Honduras, donde 33 fueron asesinados. En México, 26 fueron asesinados, mientras que 12 murieron en Guatemala.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre