Implicaciones de la cumbre de Trump y Kim Jong Un

0
226

2017 fue un año difícil para las relaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos, desde el 8 de junio, la península realizó una serie de lanzamientos de misiles con lo que provocó inestabilidad nuclear a nivel global.

El pico más alto se alcanzó en el mes de diciembre, donde tras una serie de ejercicios militares que representaron una amenaza seria para Estados Unidos y el mundo, la tensión entre los líderes empeoró, incluso el gobierno estadounidense decidió ayudar a Corea del Sur con tecnologías de defensa ante la amenaza de los misiles balísticos norcoreanos.

A través de diferentes mecanismos diplomáticos como reducir drásticamente las importaciones de gasolina y otros derivados del petróleo al país asiático en un 90%, además de la prohibición de las exportaciones de equipos industriales, maquinaria, vehículos de transporte y metales industriales la Organización de las Naciones Unidas, lanzó advertencias a Pyongyang que fueron ignoradas.

Finalmente, el 8 de marzo del 2018 el gobernante de Corea del norte, Kim Jong Un decidió entablar diálogo con el fin de reestablecer el orden mundial, a lo que Donald Trump respondió favorablemente.

Algunas condiciones que presionaron al presidente norcoreano a tomar la decisión de realizar una la cumbre de Singapur fueron:

  • Sanciones económicas de la ONU, con lo cual la economía de Corea del Norte se vio afectado.
  • Discurso bélico de Donald Trump, el presidente estadounidense ha demostrado que no permitirá que Corea del Norte amenace a su país o a sus aliados.
  • Necesidad de eliminar la posibilidad de la proliferación nuclear.
  • Evitar a toda costa una segunda Guerra Fría.

El primer semestre de 2018, las relaciones entre Washington y Pyonyang mejoraron drásticamente. Cabe resaltar la cumbre entre los presidentes de las dos Coreas, con la cual se han establecido pautas para mejorar las relaciones entre ambos países y se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de reunificar las dos naciones, algunos de los puntos más importantes son: 1) Reactivación de la colaboración económica, 2) Permiso para reunir las familias separadas en la guerra de 1950-1953, 3) liberación de 63 prisioneros leales al gobierno norcoreano. A pesar de los acercamientos, la reunión se concentró en el establecimiento de una paz duradera y estable y no a la reunificación de las coreas.

Un evento igual de importante fue la cumbre en Singapur de Estados Unidos y Corea del Norte, donde por primera vez después de 70 años los líderes de los países hasta hace poco enemigo declarado se reunieron con el fin de hacer acuerdos sobre los temas que les generan diferencias como lo son los ejercicios militares estadounidenses en Corea del Sur y el desarme nuclear.

Impacto en América Latina

La inestabilidad ocasionada por las decisiones del gobierno norcoreano y estadounidense pusieron sobre la mesa de las relaciones internacionales el papel que juegan las potencias en la inestabilidad del status quo.

Las relaciones entre Corea del Norte y América Latina son netamente comerciales, con el aumento de las sanciones con el fin de controlar la crisis nuclear se vieron afectadas pues una de las premisas era limitar las exportaciones e importaciones con la península.

Según lo indica el Observatorio de Complejidad Económica arrojó los siguientes resultados:

Infografía: Elaboración de Mercado Militar, Relaciones Comerciales de América Latina y Corea del Norte

El comercio entre Latinoamérica y Corea del Norte se reduce en él envió de materias primas por parte del subcontinente americano y la recepción en este de bienes manufacturados del país asiático.

A pesar que Estados Unidos siempre ha mostrado el interés en Latinoamérica por considerarla estratégica económica y territorialmente, desde la campaña presidencial de Donald Trump las relaciones y la influencia en varios países de la región se ha deteriorado.

Algunos de los casos más relevantes son:

  • Venezuela: Sanciones Económicas y la posibilidad de una intervención militar con el argumento de la crisis humanitaria y la ausencia de democracia en el país petrolero.
  • Cuba: Quebranto de las relaciones diplomáticas justificados con el ataque sónico al personal diplomático y las consecuencias físicas y psicológicas, por lo cual Estados Unidos retiró los miembros de la embajada en La Habana.
  • Colombia: Amenaza de descertificación por la escalada del narcotráfico.
  • Bolivia: Apoyo a Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre el ataque a base militar en Siria.

El deterioro de las relaciones con Estados Unidos, abriría una ventana para otras potencias como Rusia o China para establecer relaciones comerciales, militares y diplomáticas más fuertes y empoderadas al cambio, si esto sucediera y Corea del Norte se abre al mundo occidental, sería un nuevo actor que podría presentar oportunidades comerciales para la región latinoamericana.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre