Hondureños piden reconocer a Nasralla como presidente

0
421

Decenas de miles de personas marcharon el sábado contra la reelección del presidente Juan Orlando Hernández, respaldado por Estados Unidos, y exigieron que se reconozca a su rival como el verdadero ganador de la carrera presidencial de noviembre.

Los partidarios de la Alianza de oposición contra la dictadura se manifestaron y marcharon en las calles de San Pedro Sula, la segunda ciudad más grande del país, pidiendo que Salvador Nasralla, de 64 años, sea nombrado ganador y juramentado este mes.

Salvador Nasralla de la oposición Alianza de Oposición, junto con su coordinador general, el ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya participan en una concentración en San Pedro Sula, al norte de Honduras.

Muchos de ellos cantaron y corearon «JOH (Hernández), OUT es hacia donde te diriges».

Los manifestantes también pidieron un paro nacional, que incluye un boicot a la toma de posesión de Hernández y bloqueos de carreteras alrededor de la empobrecida nación centroamericana.

Sin dar fechas, Zelaya dijo que la desobediencia civil sería la nueva estrategia. Los manifestantes planean montar controles de carretera en las principales avenidas y autopistas, y en los puertos y aeropuertos, «para que se respete la voluntad de la gente», dijo.

Zelaya dijo que los manifestantes rechazaron la idea de que la votación sea rehecha, una sugerencia del Secretario General Luis Almagro de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los partidarios del candidato opositor Salvador Nasralla queman la bandera de Estados Unidos mientras participan en una marcha para protestar contra los resultados de las elecciones generales en Honduras en San Pedro Sula, Honduras.

Estados Unidos reconoció a Hernández como el ganador y otros 20 lo siguieron, aunque muchos países no lo hicieron.

Washington es el principal donante de ayuda de Honduras y el mayor socio comercial.

Rechazo a apelación de la oposición

Los funcionarios electorales rechazaron el viernes la apelación de la oposición exigiendo la anulación de la reelección de Hernández, que fue presentada por acusaciones de fraude electoral en la encuesta, que fue duramente disputada.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) del país, en un comunicado, citó la falta de pruebas y calificó las acciones de la oposición de «infundadas».

Hernández se presentó a la reelección contra Nasralla a pesar de la prohibición constitucional de que los presidentes presten servicio durante más de un mandato.

Hernández tuvo el respaldo implícito de Estados Unidos, que está invirtiendo millones de dólares en Honduras y en los países vecinos de Guatemala y El Salvador para mejorar las condiciones de seguridad en ese país.

Esos tres países, conocidos colectivamente como el «Triángulo Norte» de América Central, son la mayor fuente de inmigrantes indocumentados que se dirigen a los Estados Unidos.

Según los funcionarios electorales, los resultados finales mostraron que el conservador Hernández ganó con el 42.95 por ciento de los votos, sobre el 41.42 por ciento de Nasralla.

Cuando Hernández fue declarado ganador, una ola de protestas se apoderó del país; más de 30 personas murieron en operaciones policiales y otras 800 han sido arrestadas, dicen grupos de derechos humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre