Gobierno de Colombia reanuda diálogos de paz con el ELN

Luego de las elecciones del 11 de marzo, las que según el Ministerio de Defensa fueron las más pacíficas y seguras de dos generaciones, y tras el cumplimiento por parte del ELN del cese unilateral durante la jornada, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, ordenó retomar los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Por lo tanto, el equipo negociador del Gobierno viajó a Quito para reanudar el trabajo en la agenda de los diálogos que se retomaría el día de hoy. Esto, debido a que el jefe de Estado argumentó que agotará todos los recursos que estén a su alcance para lograr la paz integral en Colombia; es decir, con todos los grupos armados.

Para él, una de las principales razones y motivos de realizar el proceso de paz con las FARC-EP, se vio reflejado el día domingo en las elecciones, cuando los desmovilizados pudieron ejercer su derecho al voto y ser elegidos también. Es importante resaltar que el partido de la extinta guerrilla no logró el umbral mínimo. No obstante, como fue ordenado por el acuerdo, obtendrán 5 curules en senado y 5 en cámara.

Otra de las razones que lo alentaron a continuar con el proceso, es quizás la más importante, y son las vidas humanas que se logran salvar. Señaló que desde que se acabo el cese entre el Gobierno y el ELN se han perdido muchas vidas de lado y lado, y es precisamente lo que quiere evitar.

Elecciones en paz, el ELN cmplió

Resaltó el hecho de que los comicios del pasado domingo hubieran terminado sin ninguna víctima o perturbación, y ese eran el tipo de acciones que esperaban de la guerrilla para retomar los diálogos. Pues es así como se construye la confianza y no con atentados terroristas como lo habían estado haciendo, lo que llevó a que amplios sectores de la sociedad pidieran levantar la mesa con la guerrilla, y con justa razón.

Por lo demás, el Gobierno retomará los diálogos, en cabeza de Gustavo Bell, jefe negociador del Gobierno. Con la reanudación, se continuará con los temas de participación ciudadana y de acciones y gestos humanitarios que se deben dar para la construcción de la paz. Esto, con la intención de lograr un nuevo cese bilateral que pueda ser verificable.

 

Por último, argumentó que contrario a lo que muchos piensan, el diálogo no es debilidad, es símbolo de determinación y responsabilidad con el presente, pero sobre todo, con las generaciones futuras, a las que podría dejárseles un país en paz.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre