Fuerzas Armadas canadienses apunta a tener drones armados en 6 años

0
17345

La Real Fuerza Aérea Canadiense espera apretar el gatillo en la compra de nuevos drones armados dentro de seis años después de pasar casi dos décadas evaluando diferentes opciones.

Las fuerzas canadienses han estado trabajando desde principios de la década de 2000 para identificar y comprar una flota de vehículos aéreos no tripulados que pueden realizar la vigilancia en el vasto territorio de Canadá, así como apoyar misiones militares en el extranjero.

Sin embargo, aparte de comprar un pequeño número de drones temporarios y sin armas para la guerra en Afganistán, todos ellos retirados, el ejército nunca ha podido avanzar mucho en una flota permanente.

Después de que el gobierno de Trudeau haya aprobado oficialmente la compra de una flota de vehículos aéreos no tripulados a través de su política de defensa, fue uno de los cambios más notables en la nueva política, lanzada en junio de 2017, que incluía la promesa de gastar $ 62 mil millones adicionales en los próximos 20 años para expandir y fortalecer el ejército.

Ningún gobierno federal anterior había autorizado la adición de drones, armados o no, como un elemento permanente dentro de las Fuerzas canadienses en la misma vena que los escuadrones de aviones de combate o helicópteros.

Usos militares de los drones

Los drones han asumido un papel cada vez más importante en los militares de todo el mundo; un informe publicado en el Royal Canadian Air Force Journal a fines de 2015 decía que 76 militares extranjeros los estaban utilizando y otros 50 los estaban desarrollando.

Los aviones no tripulados se utilizan a menudo para la vigilancia y la recopilación de inteligencia, así como para lanzar ataques puntuales desde el aire a las fuerzas enemigas, en lugares donde el uso de la fuerza ha sido aprobado.

Sin embargo, la decisión del gobierno de adquirir drones armados ha suscitado preguntas por parte de algunos grupos de control de armas y de derechos humanos que han expresado su preocupación por la zona gris legal alrededor de tales armas.

Mientras que el primer ministro Justin Trudeau dijo que el gobierno consideró la decisión del dron con cuidado, los críticos han señalado que existen muy pocas reglas sobre su adquisición y uso, incluso en los asesinatos.

Meinzinger dijo que los drones demostraron su valía para las Fuerzas canadienses durante la guerra en Afganistán, donde él personalmente mandó a un escuadrón de UAV encargado de monitorear el campo circundante.

En cuanto a la decisión del gobierno de aprobar drones armados, «sin duda el empleo de esas armas estará dentro de los límites de la ley de los conflictos armados y se regulará muy claramente», dijo.

El jefe de la defensa, el general Jonathan Vance, dijo anteriormente que el ejército canadiense planea usar drones armados de la misma manera que otras armas convencionales, como los aviones de combate y la artillería.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre