Francia quiere aumentar el presupuesto militar

0
326

Emmanuel Macron, el presidente francés, revirtió 10 años de recortes del presupuesto de defensa, aprobando 300 mil millones de euros en gastos de defensa para el ejército en 2025, debido a que tiene que combatir los grupos terroristas islámicos que han azotado al país. Con esto, el presidente cumple una de sus promesas de campaña de elevar el gasto de defensa al 2% del PIB, contrastando el 1,7% del año pasado.

Este aumento, se da en medio de tensiones geopolíticas de Medio Oriente, y la presión de los países de la OTAN, en cabeza del presidente Donald Trump, con el fin de que inviertan más dinero en sus fuerzas armadas. Esto, aclara también las tensiones entre los miembros del Ejército y el presidente, luego de que el año pasado un alto comandante militar renunciara debido a su desacuerdo con la disminución del gasto de defensa.

El presupuesto militar aumentará en 1.700 millones de euros anuales hasta 2022, cuando termine el mandato presidencial de Macron, y en 3.000 millones de euros a partir de entonces. El gobierno ya anunció un aumento del 5.6 por ciento en el gasto, a € 34.4bn, para este año.

Cerca de 6.000 empleos se agregarán para el año 2025, incluidos 3.000 en servicios de ciberseguridad e inteligencia, según el gobierno. Alrededor de 60,000 puestos de trabajo se redujeron entre 2005 y 2015, cuando los extremistas islamistas comenzaron a atacar a Francia con una ola de ataques terroristas mortales.

«Es un proyecto de ley que repara – equipos, pero también hombres y mujeres del ejército», dijo Florence Parly, ministra de Defensa, el jueves. «Es un proyecto de ley para una renovación».

Problemas en pagos de defensa

La inquietud ha aumentado en las fuerzas armadas francesas, las más grandes de Europa, ya que los soldados han sido desplegados para ayudar a la policía a frustrar los ataques islamistas en sus países y enviados a Irak y África para luchar contra grupos extremistas. Una falla en el software de pago del ejército ha dejado a las familias de muchos soldados sin dinero durante semanas. Los oficiales se han quejado de la disminución de la calidad de sus equipos.

Este enojo alcanzó su punto máximo unos días antes del desfile militar anual del Día de la Bastilla del año pasado, cuando el general Pierre de Villiers sugirió que los recortes de 850 millones de euros planificados para 2017 ponían en peligro al país.

«Puedo ser estúpido, pero sé cuándo me tienen», dijo Gen de Villiers a los parlamentarios. Poco después, Gen de Villiers renunció. Las calificaciones de aprobación de Macron se desplomaron en parte debido a la disputa.

El miércoles, Gen de Villiers expresó su escepticismo por el gasto adicional, y destacó que la mayor parte del aumento vendría después del mandato presidencial de Macron. Los gobiernos frecuentemente incumplen sus promesas, señaló. «Naturalmente, hemos experimentado esto antes», dijo. «Tendremos que estar atentos».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre