Francia y Alemania necesitan enfrentar al terrorismo juntas

0
329

Los repetidos ataques terroristas en Francia y Alemania han afectado a las comunidades francesas y alemanas. Las comunidades francesas creen que la violencia debe enfrentarse con la violencia.

Las comunidades alemanas han deliberado en gran medida sobre la política de asilo de Merkel y el intercambio sistemático de responsabilidades con otras naciones miembros de la UE, particularmente con respecto a la distribución de refugiados en Europa.

Sin embargo, incluso hoy en día, la discusión tan necesaria entre las comunidades francesa y alemana sigue ausente debido a las diferentes prioridades y los mecanismos de políticas establecidos.

Atacado por facciones terroristas y sorprendido por el ataque a Charlie Hebdo en 2015, Francia ha dedicado todos los recursos disponibles para contrarrestar la amenaza del fundamentalismo islámico militante, al mismo tiempo que redirige todos los recursos «estratégicos y militares» esenciales para reforzar su lucha contra el terrorismo en el Oriente Medio y África del Norte.

En comparación, Alemania se centra principalmente en operaciones estratégicas y clandestinas, mientras que su ejército se utiliza ampliamente para eliminar «objetivos de alto valor» seleccionados que a menudo desempeñan los roles de apoyo a las agencias de inteligencia.

Las políticas de refugiados de Alemania y Francia siguen «diferentes» enfoques. Berlín considera las necesidades «humanitarias» en su política de refugiados y considera que los refugiados no son una amenaza.

Como resultado, Alemania ha abierto sus puertas a los solicitantes de asilo. Francia extendió el asentamiento de refugiados pero los ataques frecuentes en Europa junto con el ataque de Charlie Hebdo , condujo a debates públicos agresivos.

Esfuerzo político contra el terrorismo

Hoy, las dos naciones continúan llevando a cabo políticas y, a pesar de los mecanismos establecidos, siguen siendo vulnerables al terrorismo. En un esfuerzo por contrarrestar los ataques terroristas, particularmente aquellos llevados a cabo por solicitantes de asilo, la cooperación entre las dos naciones es absolutamente necesaria.

Para contrarrestar eficazmente la amenaza terrorista, es imperativo que los responsables de formular políticas en Francia y Alemania elaboren políticas de «cooperación y coordinación» comunes y refuercen estas políticas con mecanismos estratégicos y de seguridad.

Una manera «efectiva» de prevenir la incursión de terroristas es mejorar la cooperación y coordinación entre las agencias de inteligencia, particularmente aquellas que se ocupan de los servicios clandestinos y la judicatura.

Las políticas deben centrarse en el espacio Schengen, redactar una política común, entablar un diálogo productivo y reforzar la política con los recursos estratégicos y de seguridad necesarios y luego presentar su proyecto de política a la Unión Europea.

Además, el liderazgo político de Alemania y Francia debe participar en frecuentes «discusiones conjuntas» y diálogos multilaterales para identificar respuestas políticas efectivas y evitar la radicalización en sus comunidades.

Los líderes políticos franceses y alemanes deben acordar sus respuestas para combatir las facciones terroristas en Medio Oriente y el Sahel y comprender que las operaciones clandestinas solo serán exitosas cuando se refuercen con inteligencia humana respaldada por apoyo en el terreno. Alemania debe desplegar botas en el suelo. El Parlamento alemán debe desempeñar un papel proactivo «supervisando» tales preparativos tácticos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre