Ex guerrillero Iván Márquez rechaza curul en el Senado de Colombia

0
168

El ex cabecilla de las FARC, Iván Márquez, anunció ayer la declinación de su cargo como senador de Colombia el próximo 20 de Julio, cuando inicia un nuevo período legislativo. La curul habría sido otorgada como parte del Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Colombia; en cabeza de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, al mando de Rodrigo Londoño, Alias ‘Timochenko’ firmado en 2016.

¿Las razones? Serían tres. La primera, como protesta en contra del arresto que él menciona como ilegal de su compañero de guerrilla Alias Jesus Santrich por cargos de narcotráfico. La segunda, los cambios que el Congreso de la República le habría hecho al sistema de Justicia establecido en el acuerdo de paz, Jurisdicción Especial para la Paz (Te puede interesar: Congreso de Colombia continúa aplazando la justicia transicional). Y la tercera, la falta de garantías del tránsito de la vida guerrilla a la política legal.

En su lugar, el también ex guerrillero Benkos Bioho asumirá la curul. La decisión habría sido anunciada informalmente por Márquez en meses pasados, cuando su compañero fue detenido con cargos de narcotráfico (Te puede interesar: Noticias Militares de Colombia: Santrich capturado por narcotráfico), pero solo hasta ayer formalizó su renuncia a la curul por medio de una carta.

El abc de las razones

La captura de Santrich se justifica en presuntas pruebas de la comisión de delitos de narcotráfico después de la firma del Acuerdo, lo que lo dejaría por fuera de los beneficios jurídicos que se obtuvieron en el proceso de paz, pero que tenían vigencia para crímenes cometidos antes del 1 de diciembre de 2016. Aquellos crímenes cometidos después de esta fecha, pasaran a ser juzgados por la justicia ordinaria en donde cabe la posibilidad de la extradición. En medio de un debate jurídico y una verificación de las pruebas y fechas se encuentra el caso de Santrich.

Por otro lado, las modificaciones del Acuerdo a las que se refiere Márquez son aquellas impuestas a la Jurisdicción Especial para la Paz, que identificó como opcional la comparecencia de militares incursos en investigaciones por delitos cometidos en el contexto del conflicto armado, ordenando al Ejecutivo y Legislativo, crear un órgano militar especial que se encargue de estos casos.

Esto se ha convertido en una discusión entre aquellos que sostienen que el cambio afectaría a los militares, quedando en un limbo jurídico que podría llevarlos a la Corte Penal Internacional (CPI) (Te puede interesar: Procesamientos a militares de Colombia por asesinatos en un limbo legal), y aquellos que creen que la medida beneficia a los integrantes de las instituciones castrenses, en tanto los delitos fueron cometidos en medio de su oficio como militares.

Por último, con la falta de garantías de transición de la ilegalidad a la vida política, Márquez podría referirse a los asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos que se han mostrado a favor de la implementación del Acuerdo de paz.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre