Ex fiscal de Venezuela denuncia violación de DD.HH. de Maduro

0
181

La ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, fue destituida el año pasado luego de denunciar las reformas constitucionales promovidas por el presidente Nicolás Maduro como una violación de la democracia.

Actualmente vive en el exilio en Colombia, donde está reuniendo pruebas con miras a organizar una acción penal internacional contra el sucesor de Hugo Chávez.

Las violaciones de los Derechos Humanos que denuncia en su presentación ante el tribunal en La Haya son la ejecución, el asesinato, de más de 8,000 venezolanos en 2015, 2016 y 2017. Además, quiere que el tribunal denuncie los crímenes de tortura, ingreso forzoso sin mandato, procesos judiciales militares para civiles, detenciones arbitrarias, masa entrada forzada, todo lo cual está descartado por el Estatuto de Roma.

La ex fiscal argumenta que ha realizado las denuncias desde 2015. En los documentos también explica el Plan Rondon, diseñado por el Ministerio de Defensa, con el fin de controlar la seguridad de Venezuela.

Aunque en Venezuela la seguridad interna debe ser controlada por las autoridades civiles, a través de un instrumento judicial del Ministerio de Defensa le otorgaron esa autoridad al ejército.

La democracia y las elecciones libres

También resaltó el papel de la democracia y en las elecciones libres, sin embargo habló de la inhabilidad de la votación debido a la falta de garantías y transparencia.

Sobre las sanciones impuestas a Venezuela Ortega resaltó la importancia que tiene la presión de la comunidad internacional y la importancia que tiene como mecanismo de control.

Creo que la otra acción que debería emprender la Comunidad Europea debería consistir en apoderarse de las propiedades de los venezolanos que se han obtenido ilegalmente. Hay venezolanos que tienen propiedades en el exterior que han sido legal y honorablemente obtenidas. Pero aquellos que no pueden justificarlo, que han sido servidores públicos y tienen fortunas y propiedades suntuosas, deben ser expulsados, como lo deberían ser los hijos de ministros. Lo mismo aplica para algunos diplomáticos venezolanos que se encuentran en diferentes países. Muchos de ellos ni siquiera fueron ratificados por la Asamblea Nacional, que es el organismo que ratifica el nombramiento de embajadores. Están ocupando sus puestos ilegalmente. Por lo tanto, creo que la Comunidad Europea y otros países podrían tomar alguna medida al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre