Estructuras criminales que ganaron fuerza en América Latina en 2018

0
33

Con los cambios que han presentado las estructuras criminales y la diversificación de los crimenes cometidos por los mismos, según una investigación de InSight Crime estos son los tres grupos con mayor poder en América Latina:

3. El Cartel Jalisco Nueva Generación – CJNG:

Ahora controla más territorio que su rival Sinaloa, y tiene un papel principal en el lucrativo comercio de drogas sintéticas. También mueve toneladas de cocaína cada mes. El ex agente de la DEA Mike Vigil le dijo a Insight Crime que se cree que el CJNG ya obtiene las mismas ganancias que el de Sinaloa.

Con menos de una década en la escena criminal, CJNG es ahora el grupo criminal con la mayor presencia territorial, con operaciones en al menos 22 estados mexicanos, en comparación con solo 14 estados en 2016.

Con el control de los puertos en ambos litorales mexicanos, el único cártel que cuenta con dicha infraestructura, el CJNG puede trasladar las drogas no solo a los Estados Unidos, donde, según la Administración de Control de Drogas (DEA), tiene fuertes redes de distribución en Los Ángeles, Nueva York y Atlanta, sino también a Europa y Asia.

2. El Ejército de Liberación Nacional (ELN)

Como el último grupo rebelde en pie en Colombia, el Eln ha aprovechado al máximo la desmovilización de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El Eln domina en áreas que alguna vez pertenecieron a las Farc, absorbiendo las economías criminales de las Farc y, en algunos casos, su mano de obra. El grupo guerrillero es ahora la organización ilegal más poderosa del país en términos de capacidad militar e influencia territorial.

Como el mayor actor ilegal, las organizaciones de narcotraficantes buscan que el ELN facilite sus negocios y provea los servicios de protección necesarios para producir cocaína y llegar a los puntos de partida de los mercados internacionales. Es probable que esto continúe alimentando el crecimiento del ELN en 2019..

1. El Primer Comando Capital (Primeiro Comando da Capital – PCC)
La pandilla carcelaria más poderosa de Brasil tuvo un ocupado 2018. La organización explotó al débil, paralizado y aparentemente corrupto gobierno del presidente Michel Temer, que gastó su limitado capital político aferrándose al poder. Mientras tanto, las elecciones presidenciales que impulsaron a la línea dura de seguridad, Jair Bolsonaro, a asumir el cargo el 1 de enero de 2019, ocuparon el resto del enfoque del país.

El PCC se ha expandido por varios años, en el 2018 reveló una presencia y cohesión mucho mayor, operando en los países vecinos de Paraguay y Bolivia, con tentáculos que se extienden a Colombia, Argentina, Uruguay y Venezuela.

Uno de los desencadenantes de la expansión del PCC ha sido su guerra con la pandilla de la prisión más antigua de Brasil, el Comando Rojo (Comando Vermelho), que comenzó en 2016 y vio al PCC desafiar al Comando Rojo en todo el país.

El creciente papel de la pandilla en el comercio internacional de cocaína también le ha proporcionado mayores ganancias, permitiendo la expansión del grupo más allá de Sudamérica.

Para leer el informe completo, haga click en el siguiente enlace: GameChangers 2018: los “ganadores” criminales en América Latina

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre