Esfuerzo de la policía de Rio por conservar el orden

0
290
Brasil, Uruguay y Sudáfrica se unieron en ejercicio Atlasur
Brasil, Uruguay y Sudáfrica se unieron en ejercicio Atlasur

Como parte de la “operación de verano” 2017-2018, la actuación incluye ochocientos oficiales militares de policía, patrullas en helicóptero, el apoyo de la Guardia Municipal de Rio y tres agencias municipales.

El pasado sábado 30 de septiembre, la Policía Militar del estado de Río lanzó una operación para reforzar la seguridad en las playas de Río, desde Flamengo hasta Recreio. Con ochocientos policías adicionales patrullando las áreas, el esfuerzo es parte de la Operación de Verano 2017-2018.

Además de la Policía Militar, también participan en esta operación la Guardia Municipal de Río, la Oficina Municipal de Asistencia Social y Derechos Humanos, la Oficina Especial para el Orden Público y la Oficina de Transportes.

El esfuerzo incluye el acercamiento a vehículos sospechosos, tanto coches privados como autobuses públicos, y sus pasajeros.

La Oficina Municipal de Asistencia Social y Derechos Humanos de Río se encargará de evaluar la vulnerabilidad de los sospechosos menores de edad y darles apoyo psicológico.

«Si esta operación pretende proteger el uso democrático de la playa sin un carácter discriminatorio o racista, garantizando que todos puedan disfrutarlo con seguridad, puede ser bueno», dice Silvia Miranda, residente del Flamengo.

Para esta operación, la Policía Militar reclutó oficiales responsables de grandes eventos y zonas turísticas; el transporte en autobuses urbanos y el regimiento montado también estarán presentes en este esfuerzo, según funcionarios.

Además, dos autos del Comando Móvil de la Policía estarán ubicados en las playas de Arpoador, Ipanema y Barra da Tijuca, reforzando la Operación de Verano. El helicóptero del Grupo Aeromobile volará sobre las playas de Río y enviará imágenes a todas las unidades de la Policía Militar en tiempo real.

El objetivo de esta estrategia es optimizar el tiempo para la acción. Para facilitar la comunicación y la integración del esfuerzo, la Guardia Municipal de Río y la Policía Militar se sintonizarán en la misma radiofrecuencia.

«Tales acciones ciertamente no resuelven el problema [completo] de seguridad, pero… tampoco son malas», dice Thierry Attoumo, un empresario de Costa de Marfil que trabaja en el sector turístico y es residente de Río de catorce años.

El turismo en el estado de Río de Janeiro perdió R$320 millones en ingresos en los primeros cuatro meses de 2017, según datos recopilados por la Confederación Nacional de Bienes, Servicios y Turismo (CNC) en julio.

Se informó que el monto equivale al 42 por ciento de la pérdida total de ingresos del sector registrada en el mismo período. Esto es pérdida de ingresos que exaspera la crisis financiera en el estado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre