Entrenamiento de tropas colombianas con aeronave dominicana

0
253
Entrenamiento de tropas colombianas con aeronave dominicana
Entrenamiento de tropas colombianas con aeronave dominicana

La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) acogió el Ejercicio Caribe VI con su Comando Aéreo 3º Combate (CACOM-3) del 24 al 28 de julio.

Durante el entrenamiento, una aeronave de la República Dominicana fue obligada a aterrizar en el aeropuerto Ernesto Cortisoz en Barranquilla, Colombia. También revisaron los procedimientos de tierra para procesar a la tripulación de la aeronave, así como toda la cadena de eventos para una exitosa operación de interdicción aérea.

«La misión también examinó un vuelo ilegal que partió de la costa colombiana hacia la República Dominicana. El ejercicio fue creado y conducido para establecer la efectividad de los protocolos de ambas naciones «, dijo el coronel de la Fuerza Aérea de Colombia, Alexander García Agudelo, comandante del CACOM-3.

«Fue un entrenamiento práctico y dinámico en el que ambas fuerzas aéreas pudieron perfeccionar las habilidades de sus tripulaciones y las habilidades del personal operativo en cada detalle de una operación de interdicción».

La eficacia de las operaciones cooperativas

La efectividad de los acuerdos de cooperación entre Colombia y República Dominicana se evidencia en los resultados obtenidos en el control y defensa del corredor aéreo caribeño. En 2012 se registraron 102 eventos de tráfico ilícito. Para 2016, esa cifra había caído un 50 por ciento, con sólo 54 aviones ilegales identificados. Esa estadística está directamente influenciada por la realización de ejercicios de interdicción aérea, que las dos naciones han celebrado en seis ocasiones.

Caribe VI es el último de estos. Durante el ejercicio, tuvieron la oportunidad de realizar misiones prácticas basadas en los acuerdos de cooperación existentes para el control del espacio aéreo. Los aviones C-95, A-29 y SR-560 de FAC y los aviones A-29 de la Fuerza Aérea Dominicana (FARD) fueron empleados, así como otros barcos, radar y equipos de alta tecnología. Ambas fuerzas aéreas realizaron operaciones para probar sus conocimientos, habilidades y suficiencia militares, utilizando un equipo humano cada vez más capacitado. El ejercicio fue diseñado para refinar los procedimientos para neutralizar y devolver un avión ilegal a la otra nación, con la tripulación y los centros de mando, control y comunicación en pleno control.

«A través de estas oportunidades de capacitación, los detalles de estos protocolos internacionales cuidadosamente diseñados se refuerzan para cada una de las fuerzas aéreas», dijo el coronel García, quien dirigió Caribe VI para FAC. «Una vez que las tripulaciones sean capaces de internalizar estos sistemas, el éxito de la operación está garantizado».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre