En El Salvador según los ciudadanos el gobierno no gobierno

0
267

Los encuestados en El Salvador eran mucho más propensos a creer que las pandillas -no los funcionarios del gobierno- «gobiernan» el país, subrayando cómo el fracaso del estado para establecer una presencia legítima en muchas áreas los ha dejado bajo el control de organizaciones criminales.

Cuatro de cada diez salvadoreños creen que las pandillas son las que gobiernan el país, más que el gobierno.

Una encuesta de 1,000 salvadoreños realizada por El Mundo entre el 28 de octubre y el 1 de noviembre mostró que el 42 por ciento de los encuestados cree que las pandillas gobiernan el país.

Por otro lado, la encuesta encontró que solo el 12 por ciento cree que el gobierno tiene el control. El seis por ciento respondió que el presidente Salvador Sánchez Cerén tiene el poder, y solo el 3 por ciento dijo lo mismo sobre el partido gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Otros puntos en la encuesta

Además, la encuesta encontró que el 61 por ciento de los salvadoreños cree que la inseguridad sigue siendo el principal problema del país, y el 81 por ciento cree que el crimen y la inseguridad han aumentado.

En cuanto a los factores responsables del agravamiento de la delincuencia y la inseguridad, el 45 por ciento de los salvadoreños señaló el «mal desempeño del gobierno», mientras que solo el 15 por ciento culpó a las pandillas y el 6 por ciento culpó a la Policía Nacional.

Para la mayoría de las pandillas de El Salvador, incluidos los MS13 y Barrio 18, el control del territorio es un aspecto fundamental de sus empresas delictivas. Además de obtener y mantener este control a través de la violencia, una investigación reciente de InSight Crime descubrió cómo las pandillas también se infiltran en los gobiernos locales para ganar poder. La encuesta de El Mundo muestra que este fenómeno no ha pasado desapercibido para los salvadoreños, quienes tienden a culpar a su gobierno por no controlar a las pandillas.

El jefe de la policía de El Salvador, Howard Cotto, advirtió recientemente que las pandillas continúan los esfuerzos para infiltrarse en la política local antes de las elecciones legislativas y municipales del país en marzo de 2018. Cotto explicó que las pandillas ofrecen garantizar los votos para los candidatos o ayudar a reducir los niveles de violencia a cambio de beneficios tales como la reducción de las medidas de seguridad contra las pandillas o la provisión de empleos en la nómina municipal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre