El Salvador solicita reapertura del caso mártires de UCA

0
353

La comunidad jesuita católica romana de El Salvador solicitará a las autoridades reabrir el caso contra un grupo de oficiales militares sospechosos de la masacre de seis sacerdotes y dos empleadas en 1989, dijo un abogado el jueves 16 de noviembre.

El anuncio se produjo un día después de que la Corte Suprema de Estados Unidos allanara el camino para que un ex coronel salvadoreño fuera extraditado a España para enfrentar cargos de supuestamente ayudar a planear el ataque contra los sacerdotes jesuitas, cinco de los cuales eran españoles.

Los sacerdotes y sus trabajadores fueron asesinados en noviembre de 1989 por soldados que los hicieron arrodillarse en el jardín de su residencia en el campus de la universidad y luego les dispararon en la cabeza. La masacre provocó indignación internacional.

Permiso de la extradición

El miércoles 15 de noviembre, la Corte Suprema de Estados Unidos negó sin comentarios una solicitud del ex coronel Inocente Orlando Mondano Morales para bloquear su extradición. El Departamento de Estado de EE. UU., que tiene la última palabra sobre las extradiciones, firmó una orden judicial en octubre que le permite ser enviado a España a menos que intervenga el tribunal.

No estaba claro cuándo se llevaría a cabo la extradición de Montano, que ha estado detenido por las autoridades federales en una instalación de Carolina del Sur en las últimas semanas. Todavía estaba bajo custodia de los EE. UU. el jueves por la tarde temprano, dijo Lynzey Donahue, portavoz del Servicio de Alguaciles de los EE. UU., declinando hacer más comentarios.

Documentos de la corte alegan que Montano era parte de un grupo de oficiales militares acusados ​​de conspirar para matar a los sacerdotes, quienes estaban ayudando a organizar conversaciones de paz durante la guerra civil de 1980-1992.

Inicialmente, el gobierno salvadoreño intentó detener la masacre del grupo guerrillero conocido como Frente de Liberación Nacional Farabundo Martí. Pero más tarde quedó claro que los soldados eran responsables, y una comisión de la verdad de la ONU determinó que los comandantes militares ordenaron el ataque.

La Universidad Centroamericana dice que considera cerrado el caso contra quienes llevaron a cabo los asesinatos, e incluso ha pedido clemencia para el ex coronel Guillermo Benavides, quien ha cumplido cuatro años de una sentencia de 30 años como el único oficial militar en prisión por su papel, incluso cuando insiste en aclarar quién emitió la orden.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre