El juego de guerra, Southern Spear

0
463

A mediados de agosto de 2017, concluyó el primer juego de guerra de este tipo, con planificación conjunta y operaciones especiales combinadas de los Estados Unidos, Perú y Colombia.

El juego de guerra, Southern Spear, siguió un largo proceso de planificación que surgió de los intereses comunes de las naciones involucradas para fortalecer la cooperación regional de defensa y seguridad. La participación de fuerzas especiales combinadas se llevó a cabo bajo un memorando de entendimiento entre el Comando de Operaciones Especiales (SOCSOUTH) del Comando Sur de los EE. UU., el Comando de Operaciones Especiales e Inteligencia de las Fuerzas Armadas Peruanas (CIOEC) y las Operaciones Especiales y Antiterrorismo de Colombia Comando (COPES, por sus siglas en español) de la Dirección de Seguridad Civil de la Policía Nacional. El Ministerio de Defensa del Perú envió una delegación de 13 para participar en el juego de guerra en Homestead, Florida, del 13 al 19 de agosto.

Los involucrados

Las fuerzas multinacionales de operaciones especiales de Colombia, Perú y Estados Unidos colaboraron del 14 al 18 de agosto de 2017 durante Southern Spear en Homestead Air Reserve Base, Florida, para establecer las condiciones de cooperación futura y fortalecer la seguridad en Sudamérica.

«El objetivo de este juego de guerra es aumentar la capacidad de respuesta de nuestras operaciones especiales», dijo a Diálogo el almirante de la marina peruana, Francisco Calisto Giampietri, comandante de CIOEC.

La capacitación para el desarrollo de capacidades liderada por SOCSOUTH progresó en tres fases: discusiones iniciales, planificación y un juego virtual de guerra. En la tercera fase, las tres naciones allanaron el camino para que las fuerzas de élite determinen los lugares de despliegue de las flotas y las fuerzas en 2018, antes del lanzamiento del ejercicio en vivo en un área de la frontera Perú-Colombia en 2019.

La escala completa de las fuerzas para desplegar dependerá de la información e inteligencia recopilada por las naciones participantes. Según el Almirante Calisto, el componente de las fuerzas especiales será poderoso y capaz de enfrentar cualquier desafío que pueda surgir durante la operación que implique el control de un área determinada.

Las Fuerzas Armadas con experiencia real en este tipo de combate están desarrollando Southern Spear. «Perú y Colombia constantemente llevan a cabo operaciones militares», dijo a Diálogo Mario Macón, un analista independiente sobre temas de defensa peruana y las Fuerzas Armadas peruanas. «Colombia resolvió sus problemas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y Perú se ocupó de Sendero Luminoso y otros grupos terroristas».

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre