El desconocido cementerio de militares alemanes de España

El cementerio militar alemán de Extremadura es el único de España. Está en Cuacos de Yuste en la provincia de Cáceres, y hay enterrados 180 soldados, aviadores y marinos de la Primera y de la Segunda Guerra Mundial. Todos fallecidos en medio de combates o naufragios en el contexto de los conflictos mundiales.

Es un campo de santos militar donde todas las sepulturas son iguales y únicamente tienen una cruz en granito oscuro, el nombre del fallecido, su rango militar y las fechas de nacimiento y de fallecimiento. De los 180 enterrados en este cementerio, 154 estuvieron bajo mandato de Hitler en el ala nazi y los otros 26, fueron militares alemanes de la Primera Guerra Mundial

El cementerio de Extremadura es el único en España, no obstante, en el mundo  “Hay más de 300 cementerios de caídos alemanes en 18 países de Europa, Norteamérica y África, con más de 1,4 millones de muertos de las dos conflagraciones mundiales”, indican los documentos a los que ha tenido acceso Público con los que la Embajada alemana dio a conocer la construcción del cementerio. En España, señalan que había “cerca de 200 tumbas de caídos alemanes en cementerios municipales de, aproximadamente, 40 ciudades”.

Por esta razón, el Gobierno aleman a través del Volksbund Deutsche Kriegsgraberfursorge organismo encargado de velar por los cementerios de guerra alemanes, tomó la decisión de reunir los cuerpos de las víctimas militares alemanes en el marco de las dos guerras mundiales. Su construcción, tras aprobación del Ayuntamiento, empezó en 1979 y desde entonces, este es un atractivo histórico y turísitco de la zona.

Los costos de mantenimiento se encuentran a cargo de la Embajada alemana a través de su organismo creador. “Económicamente no ganamos nada con él. Como cualquier cementerio, lo que consigue es invitar a la reflexión y buscar la concordia y a la paz.”, señala el alcalde.

¿Por qué un cementerio alemán en Cuacos de Yuste?

Cuacos de Yuste es un pueblo con apenas 859 habitantes en un enclave privilegiado de la comarca de la Vera. Carlos I de España y V de Alemania (1500 – 1558) pasaron allí, en el Monasterio de Yuste, sus últimos años de vida. El Monasterio se encuentra muy cerca del cementerio, a tan solo 500 metros . La decisión de mantener el cementerio en este pueblo, se debe al fallecimiento del emperador, lo que fue usado como un hito en común.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre