Efectos de la captura de alias «Tom» en Colombia

0
416

El reciente arresto de una de las principales figuras delictivas en Medellín, Colombia, es poco probable que tenga un gran impacto en los bajos fondos de la ciudad, pero podría incentivar a otros sospechosos a adoptar un perfil bajo.

Juan Carlos Mesa Vallejo, también conocido como «Tom» o «Carlos Chata», fue arrestado el 9 de diciembre mientras celebraba su cumpleaños. Fue acusado de asociación criminal agravada, portar ilegalmente armas de grado militar y el uso de documentos falsos.

Se cree que Tom, un delincuente profesional de Bello, un pueblo al norte de Medellín, asumió un papel de liderazgo dentro del poderoso grupo criminal Oficina de Envigado a principios de esta década. Está recluido en régimen de aislamiento luego de haber sido trasladado a una prisión de Bogotá. Según El Colombiano, es probable que sea extraditado a los Estados Unidos.

La carrera criminal de Tom comenzó con la pandilla «Chatas», que él ayudó a crear en la década de 1990 y que luego lideraría. Bajo el gobierno de Diego Fernando Murillo, alias «Don Berna», el sucesor del imperio de Pablo Escobar, las Chatas quedarían bajo la bandera de la Oficina y se convertirían en una estructura criminal más poderosa.

Después de que Don Berna fue extraditado a los Estados Unidos en 2008, varias facciones de la Oficina lucharon entre sí por el dominio. Más tarde, la captura en 2012 del líder de la Oficina Erickson Vargas Cárdenas, alias «Sebastián», le permitió a Tom asumir un rol más prominente en la organización..

 

Impacto limitado de la captura

La dinámica interna de la Oficina de Envigado a menudo ayudó a configurar el paisaje de seguridad de Medellín. Pero a pesar de la prominencia de Tom en el hampa de Medellín, es poco probable que su arresto interrumpa las actividades delictivas de la Oficina. Los arrestos previos de miembros de la Oficina de rango similar a Tom fueron anunciados por las autoridades pero finalmente tuvieron poco impacto.

 

Otro posible efecto del arresto de Tom es que alentará a los delincuentes a mantener un perfil bajo para evitar ser atrapados. Esta es una estrategia que otros actores criminales en América Latina han adoptado con éxito.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre