Ecuador encara guerra contra el narcotráfico como problema nacional

0
205

El sábado en la madrugada, ocurrió un atentado en Ecuador. Un carro bomba estalló en una estación, dejando 28 personas heridas. Este hecho, alertó a las autoridades del Gobierno ecuatoriano, quienes nunca habían tenido que enfrentar este tipo de episodios; el narcotráfico, el terrorismo, entre otros. Por esta razón, tampoco se encuentran completamente preparados para combatirlo.

La explosión se le atribuyó a un disidente de las FARC, quien al no apoyar el proceso de paz que adelantó el Gobierno con la guerrilla, decidió continuar delinquiendo y extendió el problema más allá de las fronteras colombianas, hacia Ecuador.

Artízala, el sospechoso del atentado, se encargaba de trasladar la droga entre Colombia y Ecuador. Además, presuntamente pertenece a cuatro cárteles de droga, Clan del Golfo en Colombia, de Sinalo en México; entre otros. El ataque dejó 28 heridos y aproximadamente 200 casa en mal estado, deja claro que ahora el Ecuador, es un país que se está afectando por la guerra del narcotráfico. 

Por tal razón, Ecuador ha pedido a los Gobiernos de Estados Unidos y Colombia,  cooperación en la investigación de los hechos que ocurrieron en la provincia de Esmeraldas. La Fiscalía Colombiana, señaló que en la zona fronteriza, el implicado en el atentado tiene alrededor de 100 propiedades avaluadas en 15 millones de dólares. Por ello. Estados Unidos ya envió un equipo de expertos especializados en lucha anti terrorista.

Violencia e inseguridad

Los ecuatorianos entrevistados en la zona, señalan que el país esta viviendo una sensación de violencia, inseguridad y armas de fuego, con lo que tienen que vivir todos los días. Es un problema que conoce toda la población, pero nadie habla del tema. Por esta razón, los ciudadanos piden que se refuerce la seguridad en la frontera para evitar que estos hechos vuelvan a ocurrir. Además, argumentan que la pobreza y el desempleo obligan a los ciudadanos a hacer parte de estas organizaciones criminales.

Patricio Zambrano, Ministro de Defensa de Ecuador, señaló que algunas informaciones de inteligencia les dieron señales de lo que podía ocurrir. No obstante, no tenían mayor conocimiento acerca de la fecha y hora de lo ocurrido. Por tanto, a pesar del desconocimiento sí reforzaron la seguridad de la zona. Luego del atentado, fueron desplegados 1600 militares y policías. Además, las vigilancias en la zona se incrementaron significativamente.

No obstante, los altos militares retirados han realizado algunas críticas debido a que el Gobierno desmanteló la Inteligencia que coordinaba a las Fuerzas Armadas. En su lugar, se creó la Secretaría Nacional de Inteligencia, que creó Rafael Correa, se dedicó a vigilar a los ciudadanos y a los opositores a su gobierno. Desde allí, Ecuador descuidó la política de defensa nacional y ahora debe asumir las consecuencias.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre