Dinamarca: único país de Europa que salvó a sus judíos de los nazis

Durante la Segunda Guerra Mundial (Te puede interesar: El campo de concentración colombiano en la Segunda Guerra Mundial) y en medio del Holocausto Nazi, en cada una de las naciones afectadas existieron tres grupos de personas; los perpetradores, los espectadores y las víctimas. No obstante, existió un país que no permitió que su población se viera inmersa en esta lamentable división e hizo algo al respecto: Dinamarca.

Para el 1 de octubre de 1943, Adolfo Hitler ordenó a sus fuerzas nazis hacer una redada alemana en Dinamarca. Esta información la obtuvo un rabino que en medio de una oración en la sinagoga de Krystalgade, alertó a toda la población judía de la orden alemana y les pidió alejarse de sus casas el viernes 01 de octubre por la noche y avisar a la mayor cantidad de judíos posible. Este aviso fue dado el 29 de septiembre del mismo año, por lo que los judíos tuvieron solo 2 días para hacer algo al respecto.

De los 8000 judíos que habitaban Dinamarca, los nazis solo encontrarion a 200 en sus casas. Esta cantidad hacía parte de dos grupos de personas; los primeros, habían conocido la noticia de la redada pero no le dieron importancia y los segundos, nunca obtuvieron la información de la huída.

¿Cómo lo hicieron?

Los que sí obtuvieron la información y quisieron salvar sus vidas y las de sus familias huyeron hacia la vecina Suecia, país neutral que los mantendría a salvo. Lo hicieron por medio de una red subterránea de la que colaboraron personas no judías. El apoyo lo recibieron desde pescadores que los condujeron en lanchas, hasta la expresión manifiesta del Rey Christian X quien se presentó en medio de una oración a en la sinagoga y se negó a ser complice de la redada nazi.

De esta forma, Dinamarca se convirtió en el único país de la Europa Occidental en proteger a su población judía apartándolos de las zonas cercanas a sus casas e incluso ayudándolos a huir del país, pues los alemanes tenían direcciones y nombres. Esta acción marcó la historia como un ejemplo de bondad, solidaridad y esperanza, pues personas comunes se pusieron en peligro para salvar a judíos que no conocían.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre