Demostraciones de poder Militar

China y Pakistán demostraron esta semana su poderío militar en un momento de intensas tensiones con la vecina India.

0
458

Los gobiernos chino y paquistaní tienen estrechos lazos militares y económicos, y ambos están involucrados en disputas fronterizas con la India: La controvertida región de Cachemira ha sido un punto álgido entre India y Pakistán durante décadas, y las reclamaciones sobre tierras en la frontera sino-india han llevado a Confrontación en las últimas semanas.

La decisión de China de llevar a cabo simulacros militares de fuego vivo cerca de su región fronteriza de Tíbet casi coincidió con el lanzamiento de prueba de Pakistán de un misil con capacidad nuclear esta semana.

Disputa de fronteras

«Hemos dicho repetidamente que las tropas indias … cruzaron ilegalmente la delimitada sección Sikkim de la frontera China-India mutuamente reconocida por las dos partes», dijo el jueves un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, durante una rueda de prensa.

«Esa es esencialmente una de las fricciones fronterizas, al igual que los enfrentamientos entre las dos tropas fronterizas en áreas indefinidas», dijo Shuang. «La entrada de la India en el territorio de China ha cambiado el status quo, que sólo puede recuperarse cuando la parte india se retire».

Los comentarios de Shuang se refirieron a un incidente el mes pasado cuando China dijo que los soldados indios cruzaron la frontera internacional entre el estado indio de Sikkim y la región china del Tíbet, provocando una disputa verbal.

Desde entonces, la India ha acusado a China de comprometer la seguridad de la vecina Bhután, un aliado de la India, construyendo carreteras cerca de la región fronteriza compartida por las tres naciones. China ha desestimado estas acusaciones y, a su vez, ha acusado a la India de militarizar su lado de la frontera.

Sentimientos Nacionalistas

En medio de las tensiones,  una salida nacionalista alineada con el Partido Comunista de China, instó a Beijing a «reconsiderar su postura» por el reconocimiento de Sikkim como un estado indio, que China reconoció en 2003. Las preocupaciones de la India se vieron exacerbadas por los recientes simulacros de incendios vivos de China en la región fronteriza montañosa.

Los ejercicios estaban destinados a probar las capacidades de alta altitud de su nuevo tanque Tipo 96B y evaluar «el análisis del ambiente de campo de batalla, el comando de operaciones de combate, la coordinación de combate y otros combates reales y tiro al aire libre», según un informe publicado por China Agencia estatal de noticias Xinhua y traducida por el Times de la India.

Mientras India trata sobre la tensión militar en su frontera oriental, fue llamada por su rival norteño, el Pakistán, independiente de la India desde 1947 y desde entonces ha luchado cuatro guerras con su enemigo de largo tiempo. Una de las disputas más polémicas es sobre el territorio de Cachemira, que se encuentra en la frontera mutua de Pakistán y la India y ha sido la fuente de un número de incidentes violentos e incluso fatales durante las décadas.

Misil NASR

Las escaladas entre Pakistán y la India corren el riesgo de consecuencias de largo alcance, porque ambos países poseen armas nucleares y tampoco son signatarios del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares. A principios de esta semana, uno de los principales generales paquistaníes hizo alarde de las capacidades de defensa de su país al probar una versión avanzada de su misil NASR de superficie a superficie y nuclear y despedir a la llamada doctrina de Cold Start de prevenir un ataque nuclear paquistaní mediante convencional preventivo huelgas.

«NASR ha puesto agua fría en Cold Start», dijo el jefe de Estado Mayor del Ejército paquistaní Qamar Javed Bajwa a las tropas con la Fuerza Estratégica del Ejército, según un comunicado de prensa emitido el miércoles. Agregó que Pakistán no buscó la guerra sino sólo para protegerse contra «un vecino altamente militarizado y cada vez más beligerante».

Tanto China como Pakistán han pedido la paz en la región y mostraron aversión a instigar un conflicto regional más amplio. Desde 2013, los dos países se han embarcado en la creación del Corredor Económico China-Pakistán, un proyecto multimillonario diseñado para mejorar la infraestructura comercial entre las naciones. El proyecto se corresponde con la mayor Iniciativa de Cinturones y Carreteras de China, que busca restablecer y ampliar las rutas históricas terrestres y marítimas a través de Asia hasta el Medio Oriente, Europa y África.

La decisión de China de incluir a Pakistán como centro de esta iniciativa tiene el potencial de convertir al país del sur de Asia en un líder económico mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre