Delegación del Consejo de Seguridad de la ONU visita el Congo

0
152

Una delegación del Consejo de Seguridad de la ONU fue recibida hoy viernes 5 de octubre en Kinshasa antes de un largo período de elecciones presidenciales y en medio de las tensiones entre las autoridades de la República Democrática del Congo y la misión de paz más grande de las Naciones Unidas.

El gobierno del presidente Joseph Kabila en el país propenso a la lucha desde hace mucho tiempo ha estado exigiendo la retirada de la misión de la ONU MONUSCO, cuyos observadores militares iniciales fueron desplegados en 2000 durante la Segunda Guerra del Congo. La fuerza cuenta actualmente con más de 15,000 soldados, 1,000 policías y 2,500 civiles en sus filas.

Hablando en la Asamblea General de la ONU la semana pasada, Kabila prometió «oponerse a cualquier interferencia en el proceso electoral en curso» y dijo que su país cubrirá el costo total de los votos el 23 de diciembre.

El equipo del consejo, encabezado por el embajador francés ante las Naciones Unidas François Delattre, restringirá su visita a la capital Kinshasa y planea reunirse con Kabila, su primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores, así como con la comisión electoral responsable de organizar la votación en todo el vasto territorio.

Permaneciendo en el país hasta el domingo, el equipo de 15 miembros también debe tener conversaciones con líderes de la sociedad civil y representantes de organizaciones de mujeres y organismos religiosos.

Reunión con los líderes

La reunión entre los delegados de la ONU y Kabila no ha sido confirmada formalmente, dijeron fuentes de la ONU.

La jefa de la MONUSCO, Leila Zerrougui, anunció este año que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, viajará a la República Democrática del Congo en julio, pero la visita fue cancelada, oficialmente porque Kabila no estaría disponible en ese momento.

El equipo de la ONU tiene tres copresidentes: Francia, que redactó resoluciones de la ONU sobre la República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial, elegida por las naciones africanas y Bolivia, presidente interino del Consejo de Seguridad en octubre.

La comisión electoral ha respetado hasta el momento el último calendario para la votación casi al día, mientras que los partidos de la oposición están buscando un solo candidato para reunirse en lugar de boicotear la encuesta.

Hay oposición a las máquinas de votación importadas de Corea del Sur, consideradas como un potencial para el caos. La comisión electoral dice que las máquinas reducirán tanto los costos como el fraude, pero los críticos señalan que dependen de un suministro de energía confiable, que está lejos de ser garantizado.

El conflicto persiste notablemente en la provincia de Kivu del Norte, en la frontera oriental del país, que ha estado sujeta a oleadas consecutivas de derramamiento de sangre y brutalidad que involucran a milicias, grupos rebeldes y fuerzas gubernamentales durante más de 20 años.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre