Debate en Ecuador por base militar para control de narcotráfico

0
70

El atentado con un carro bomba en el cantón de San Lorenzo, revivió el debate acerca de la instalación de bases militares con el fin de hacerle frente al narcotráfico y el terrorismo que ha estado acechando al Ecuador en los últimos días. El atentado, dejó 38 heridos y alrededor de 37 casas afectas.

El atentado fue atribuído a Wlter Arízala, Alias Guacho, quien es catalogado como un disidente de las FARC que hoy estaría operando en el narcotráfico. Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil, sí apoya la instauración de dichas bases, aun cuando en el año 2009 fueron apartadas del territorio argumentando violación de la soberanía territorial.

“Decididamente, decididamente, dentro de las normas que internacionalmente permiten eso, para los fines específicos, sin injerencia en otras cosas. Definitivamente, y vaya a Manta y pregunte en Manta qué piensan y vaya a San Lorenzo y pregunte qué piensan”, respondió en torno a si estaría de acuerdo con el restablecimiento de una base como la de Manta.

A juicio de Nebot no se pierde soberanía por tener bases militares con intervención norteamericana.

En 1999, el entonces presidente Jamie Mahuad firmó un convenio de cooperación con una duración de diez años con el Gobierno norteamericano, para la instalación de una base militar. No obstante, luego de que Rafael Correa entrara en el poder, anunció el desmantelamiento de estas bases  argumentando que afectaba la soberanía del Ecuador, por lo que se encargó de que en la Constitución aprobada en 2008 se introdujera la prohibición de bases extranjeras en el país.

“Los hombres están para reformar la Constitución y las leyes. Las constituciones y las leyes no pueden reformar a los hombres y peor liquidar su progreso y su prosperidad”, dijo al respecto el alcalde de Guayaquil, quien anunció que discutirá con sus compañeros del Partido Social Cristiano (PSC) la posibilidad de que la propuesta salga del bloque.

No obstante, hay otras voces que se oponen a la instalación de una base militar estadounidense. Para el juicio deIsaac Avellán, director provincial de Unidad Popular, la presencia extranjera no resuelve los problemas de narcotráfico, defensa y terrorismo. No pasaría lo mismo si se establecieran políticas  de seguridad que contengan la defensa del territorio y enfrentan la problemática social que genera la inseguridad.

A pesar de las múltiples opiniones, el presidente Moreno descartó la instalación de dichas bases en territorio ecuatoriano.  “La base de Manta salió de Ecuador porque creemos que viola nuestra soberanía. Sigamos cooperando en el tema del combate a las drogas que tanto daño hace a los dos países; pero, sobre todo, respetémonos mutuamente”, indicó Moreno.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre