Crisis en Venezuela

0
467
Crisis en Venezuela

El ejército venezolano capturó el lunes a un ex oficial y un teniente que lideró a rebeldes uniformados en una incursión el fin de semana para tomar por las armas una base militar, alimentando los temores de que la crisis empeorara el conflicto armado.

El ministro de Defensa y jefe de las fuerzas armadas, el general Vladimir Padrino, dijo que el ex capitán de la Guardia Nacional, Juan Carlos Caguaripano, y el teniente, Jefferson Gabriel García, estaban detrás del ataque dominical en la base de la tercera ciudad de Venezuela efectuada por 20 hombres uniformados.

Son «enemigos de la nación», dijo Padrino.

Justo antes de la incursión, Caguaripano publicó un video en línea declarándolo como parte de una «rebelión legítima … para rechazar la tiranía asesina del (presidente) Nicolás Maduro».

Apareciendo con más de una docena de uniformados, algunos armados, exigió un gobierno de transición y «elecciones libres».

Maduro dijo el domingo en la televisión estatal que el ataque vio un tiroteo de tres horas en el que dos de los rebeldes murieron y ocho fueron capturados, entre ellos otro teniente que estuvo involucrado.

Otros diez atacantes salieron con un arsenal no especificado.

Caguaripano y García «lograron huir y una operación especial se ha desplegado para encontrarlos y capturarlos» y recuperar las armas, dijo Padrino.

Dugún las declaraciones de Padrino, García había estado a cargo del depósito de armas de la base y actuó como cómplice desde el interior, mientras que Caguaripano había sido dado de alta del ejército en 2014 después de múltiples delitos disciplinarios.

Simpatizantes de la oposición

Crisis en VenezuelaPadrino dijo que la mayoría de los rebeldes eran civiles con antecedentes penales, contratados en Venezuela por personas con vínculos con simpatizantes de la oposición en Colombia y Estados Unidos.

Él y Maduro describieron a los atacantes como «terroristas» y «mercenarios» e insistieron en que no significaban ninguna fractura del ejército.

«Este grupo no estaba actuando por ideales o principios nacionalistas, fueron pagados desde Miami por grupos de extrema derecha vinculados a la oposición venezolana, así como a gobiernos extranjeros que mantienen una actitud hostil e intervencionista contra el país», dijo Padrino.

«Lealtad del Ejercito Venezolano»

El ministro de Defensa insistió en que la lealtad de los militares al gobierno de Maduro -un tercio de los cuales está controlado por oficiales actuales o antiguos- era inquebrantable.

Se preguntaban, sin embargo, si las filas inferiores de los militares de Venezuela podían rebelarse.

La coalición de la oposición, la Mesa Redonda de Unidad Democrática, dijo que la crisis del país que divide a la sociedad venezolana «está siendo vista … en los cuarteles de nuestras fuerzas armadas».

El jefe del congreso controlado por la oposición, Julio Borges, ha exigido la «verdad» del gobierno sobre lo ocurrido el domingo.

Los analistas dijeron que la discordia podría verse en las filas inferiores de las fuerzas de seguridad.

«Hay indicios de creciente descontento en las filas medias de la policía y los soldados, a pesar de que los comandantes militares siguen aliados con el gobierno», dijo Diego Moya-Ocampos, de IHS Markit Country Risk en Londres.

«Se puede esperar que ocurran nuevos incidentes a medida que crece esta inquietud», dijo.

El lunes, los piratas informáticos que se llamaban The Binary Guardians secuestraron las páginas de varios organismos gubernamentales y compañías privadas en apoyo de la redada rebelde. En varios sitios web, publicaron extractos de la película de Charlie Chaplin «The Great Dictator».

Venezuela se encuentra aislado

Crisis en VenezuelaLa oposición de Venezuela ha instado repetidamente a los militares a abandonar Maduro, hasta el momento en vano.

La crisis en el país, rico en petróleo, se basa en gran parte en el colapso de su economía debido a una caída en los precios mundiales del petróleo. La ira pública se está propagado a medida que la gente lucha por lo básico, como la comida y la medicina.

Sin embargo, Maduro culpa a una «guerra» económica que, según él, es fomentada por la oposición derechista en complot con Estados Unidos.

Venezuela se ha ido aislando cada vez más a nivel internacional a medida que Maduro estrecha su dominio del poder a través de una asamblea lealista que comenzó a trabajar la semana pasada.

Los líderes de la oposición se encuentran bajo amenaza de arresto después de que las protestas – fuertemente contrarrestadas por las fuerzas de seguridad – dejaron 125 muertos en los últimos cuatro meses.

«Asamblea Constituyente»

La nueva «Asamblea Constituyente» se ha movido rápidamente para reprimir la disidencia. Su primer acto fue despedir a la fiscal general, Luisa Ortega, que había roto filas con Maduro para convertirse en uno de sus críticos más vociferantes.

También creó una «comisión de la verdad» que Maduro quiere usar para procesar a legisladores y líderes de la oposición por presuntos «crímenes».

Estados Unidos acusa a Maduro de instalar una «dictadura autoritaria» que ha convertido a Venezuela en un paria internacional.

Estados Unidos, Brasil, Colombia, Chile, Guatemala, México, Panamá y Perú han criticado el saqueo «ilegal» de Ortega.

Los ministros de Relaciones Exteriores de toda América Latina se reunirían en el Perú el martes para decidir qué acción conjunta podrían tomar sobre Venezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre