Corea del Sur busca simulacros militares más pequeños con EE.UU.

0
210

Corea del Sur quiere realizar ejercicios militares conjuntos más pequeños con los Estados Unidos el próximo año, dijo este jueves 20 de diciembre el ministerio de defensa, reduciendo los ejercicios más grandes como parte de un esfuerzo por impulsar la diplomacia nuclear con Corea del Norte.

Los aliados han suspendido una serie de ejercicios militares combinados este año mientras se relajaban las tensiones en la península de Corea y Washington comenzó las conversaciones para desmantelar el programa nuclear de Pyongyang.

El Norte ha denunciado los simulacros anuales, que en el pasado involucraron a cientos de miles de tropas, buques de guerra y aviones, como un «ensayo para la guerra».

Con las conversaciones nucleares en curso, Seúl y Washington están discutiendo la reducción de sus ejercicios de campo regulares, incluido Foal Eagle a principios de 2019, y realizarán dos simulacros de puestos de comando simulados por computadora el próximo año, dijo el Ministerio de Defensa.

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, dijo el mes pasado que el ejercicio de Foal Eagle se «reorganizaría un poco para mantenerlo a un nivel que no sea perjudicial para la diplomacia» con Corea del Norte.

El ministerio de defensa entregó su plan al presidente Moon Jae-in el jueves como parte de su informe anual sobre políticas.

También se espera que el plan afecte a un importante ejercicio de verano conocido como Ulchi Freedom Guardian, que los aliados suspendieron el año pasado por primera vez en 28 años.

En su discurso de apertura en la sesión informativa, Moon dijo que la sólida defensa de Corea del Sur había sustentado «un nuevo capítulo de la historia de la paz en la península de Corea».

Mejora de las relaciones

Las relaciones mejoraron este año entre el Norte comunista y el Sur rico y democrático, técnicamente aún en guerra porque la Guerra de Corea de 1950 a 1953 terminó en una tregua, no en un tratado de paz.

Han celebrado tres cumbres de líderes y han firmado un pacto para establecer una zona de exclusión aérea, eliminar minas terrestres y puestos de guardia cerca de su frontera fuertemente custodiada.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, también se reunió con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en junio en una cumbre histórica en Singapur. Prometieron trabajar hacia la desnuclearización, pero ambas partes han progresado poco desde entonces.

Stephen Biegun, el representante especial de Estados Unidos para Corea del Norte, dijo el miércoles que la ayuda humanitaria a Corea del Norte podría ser acelerada en una acción que tuvo como objetivo revivir las conversaciones nucleares estancadas.

Los simulacros militares más grandes podrían ser revisados ​​si no hay progreso en las conversaciones, dijo Shin Beom-chul, miembro principal del Instituto Asiático de Estudios de Política en Seúl.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre