Corea del Norte contempla suspender su programa nuclear

0
375

El presidente norcoreano, Kim Jong-Un, señaló recientemente que eliminaría sus armas nucleares con la única condición de que Estados Unidos respete la existencia de su régimen. Esto, eliminaría la enemistad que existió durante el 2017 por las pruebas nucleares de Corea del Norte y los ejercicios militares entre Corea del Sur y Estados Unidos. 

Estados Unidos y Corea del Norte entablarán conversaciones con el fin de tratar este y otros tema que han puesto a ambos países en posiciones contradictorias durante mucho tiempo. Por esto, una reunión entre ambos líderes sería considerada histórica para el mundo entero. La reunión fue planeada después de la visita de un representante sur coreano a la Casa Blanca.

El líder norcoreano habría mostrado sinceras intenciones de discutir la posición de armas nucleares y ejercicios militares con el líder norteamericano. Kim Jong-Un señaló también, que  su padre Kim Jong-il hubiera deseado que la península coreana estuviera despejada de armas nucleares, pero murió en 2011, cuando su hijo asumió el poder y se empezaron a potencializar las armas y por ende, las pruebas.

Al parecer, la reunión entre las dos Coreas fue exitosa, puesto que Kim Jong-un solicitó al representante surcoreano intermediar por él para organizar una reunión entre los dos líderes con el fin de discutir los temas ya mencionados.

Un acercamiento

Los norcoreanos se han sentido amenazados por una posible invasión de Estados Unidos, desde la finalización de la Guerra de Corea en 1953, por lo que esperaría Kim Jong-un es que Estados Unidos coexista con un régimen al que considera dictatorial y completamente opuesto a sus principios democráticos y liberales, lo que algunos expertos consideran muy difícil

La reunión entre las coreas habría surtido el resultado esperado, en principio porque nunca se habría visto que Jong-un aceptara la visita de un extranjero con el beneplácito que lo hizo, ya que se mostró bastante receptivo y sonriente. Además de la reunión con los sur coreanos, también se espera una con Trump. Esto demostraría una leve transformación de la postura del líder.

Adicionalmente, Corea del Norte y Corea del Sur celebrarían una cumbre presidencial a finales de abril. Se realizará en Panmunjom, en la zona desmilitarizada que separa ambos países. Antes de la cumbre, ambos líderes de las Coreas tendrán una comunicación telefónica. Además, se crearía una línea directa de urgencia entre ambos presidentes.

Desde que finalizó la guerra de Corea en 1953, que duró 3 años, se han realizado dos cumbres presidenciales; en el año 2000 y en el año 2007. La que se realizaría en abril sería la tercera.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre