Colombia y Brasil endurecen medidas de seguridad contra venezolanos

0
262

Las medidas llegaron justo un día después de que Venezuela acusó a Colombia de ser «sumiso» a los Estados Unidos.

Los gobiernos de Colombia y Brasil pronto tomarán medidas enérgicas contra los migrantes venezolanos, anunciando nuevas medidas y el despliegue de más tropas fronterizas.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo el jueves que otros 3.000 efectivos de seguridad, incluidos 2.120 soldados más, patrullarán la frontera del país con la nación bolivariana, para controlar problemas que según él han sido creados por migrantes venezolanos.

El presidente tomó la decisión en un momento en que funcionarios estadounidenses de la sede militar del Comando Sur visitaban Colombia para «discutir la cooperación de seguridad» y «conocer de primera mano los esfuerzos de construcción y seguridad de la paz en Colombia».

Por su parte, Santos advirtió de incitar a la xenofobia, antes de anunciar el aumento de las medidas, diciendo: «También debemos ser generosos con Venezuela en estos tiempos de dificultad».

«Venezuela fue muy generosa con Colombia cuando los colombianos buscaban una vida mejor en Venezuela», continuó, refiriéndose a los millones de colombianos que huyeron de la guerra civil y la violencia paramilitar y que «fueron recibidos con los brazos abiertos» en los últimos años por Venezuela.

Proteccionismo en fronteras

Las nuevas medidas también incluyen la suspensión de nuevas tarjetas de ingreso diario, así como medidas migratorias más estrictas.

Mientras tanto, Brasil también está duplicando sus tropas en su frontera con Venezuela, mientras que reubica a venezolanos en el país en áreas del centro. Brasil también contará el número de venezolanos en sus fronteras a través de un censo, una medida que Colombia también aplicará pero a través de un registro.

Las medidas llegaron un día después de que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, acusara a Santos de ser «sumiso» a Estados Unidos. Arreaza dijo que Washington trabaja junto con sus aliados latinoamericanos para crear «dolor, guerras, comunidades desplazadas, refugiados, pobreza extrema, paramilitarismo, contrabando, producción de drogas, narcotráfico, y narcopolítica».

Sus comentarios se produjeron después de que Santos dijera que el Grupo de Lima -gobiernos de derecha que previamente buscaron la intervención en Venezuela- no reconocería los resultados de las elecciones de Venezuela del 22 de abril.

Los líderes venezolanos han expresado su preocupación por la decisión y han acusado al grupo de planear socavar el voto.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre