Colombia se enfrenta aumento del desplazamiento forzado

0
407
Militares ecuatorianos señalados de tráfico de armas a las FARC
Militares ecuatorianos señalados de tráfico de armas a las FARC

Según datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), unas 65.000 personas en Colombia fueron registradas como desplazadas forzadas en los primeros ocho meses de 2017.

El país experimentó un desplazamiento masivo de casi 9.000 personas este año, mientras que otros 56.000 fueron desplazados individualmente.

Las cifras son preocupantes, ya que muestran un aumento del 10 por ciento en comparación con el mismo período en 2016.

«Si esta tendencia continúa, 2017 podría terminar teniendo el doble de la población desplazada que tenía el año pasado», dijo el informe de OCHA.

«Estamos preocupados por la situación en la región del Pacífico colombiano, especialmente porque después del proceso de paz con las FARC, ha surgido un enfrentamiento armado entre otros grupos, y los desplazamientos son reportados regularmente», dijo Christian Visnes, director del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) en Colombia, refiriéndose al grupo rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Visnes indicó que el Estado colombiano aún no ha establecido una presencia efectiva en todas las regiones afectadas por las guerrillas de las FARC. Según él, debería haber servicios básicos como salud y educación, además de la presencia de la Fuerza Pública, o fuerzas militares y la policía nacional.

Colombia ha registrado 7.265.072 víctimas de desplazamiento forzado desde 1985. Tiene el mayor número de desplazados en el mundo debido a la violencia.

Visnes dijo que la cifra colosal se debió en parte al récord de víctimas en un conflicto de larga data y porque Colombia es uno de los pocos países en el mundo que tiene una iniciativa de seguimiento para aquellos que han sido afectados por la violencia.

Al comparar los mapas de cultivos ilícitos y la economía ilegal con los de desplazamientos forzados, las regiones son casi las mismas.

Las organizaciones humanitarias con presencia en Colombia han pedido al Estado que agilice los planes de implementación de los acuerdos de paz y establezca un control efectivo de la Fuerza Pública en las áreas más vulnerables.

«Colombia tiene que reforzar las estrategias para resolver los problemas de seguridad que hacen que las personas se desplacen. Esperamos que el alto el fuego con el ELN sea una de esas medidas para que podamos penetrar en las regiones del Chocó que solían ser prohibidas para encontrar una solución a otros problemas de pobreza «, dijo Visnes, refiriéndose al grupo rebelde del Ejército de Liberación Nacional .

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre