Colombia contra el Clan del Golfo

0
475

A través de la amplia ofensiva Agamenón en la fase dos del noroeste de Colombia, el gobierno colombiano está tratando de atacar la estructura del Clan del Golfo, una de las mayores organizaciones de narcotraficantes del país.

El Ministerio de Defensa ha colocado a 3.200 agentes, 1.500 efectivos y fuerzas militares y civiles, para llevar a cabo esta operación la cual tiene como objetivo «poner fin a la organización criminal, localizar sus activos financieros, destruir sus laboratorios, desmantelar sus Criminales, incluyendo la captura de la mayor cantidad posible de drogas, y descubrir la ubicación de sus cabecillas y hombres de paja «, dijo a Diálogo el director general de la Policía Nacional, Jorge Hernández Nieto Rojas.

La operación militar y policial, lanzada el 1 de junio, está dando resultados. Gracias a los esfuerzos de la inteligencia militar, tropas de la 11ª Brigada del Ejército colombiano, la 7ª División, en coordinación con la Policía Nacional, capturaron a Leonardo Fabio Puertas, alias «Leopardo 5» o «Lorica» ​​-el cabecilla de un grupo especial perteneciente al clan del Golfo el 30 de junio en Tierralta, departamento de Córdoba.

Leopardo 5 se encargó de brindar seguridad a todos los laboratorios de cristalización dedicados al procesamiento de la pasta de coca en el departamento norte de Córdoba, informó el Ejército colombiano en un comunicado de prensa.

El Ejército colombiano también ejecutó un fuerte golpe al Clan del Golfo el 28 de junio, cuando localizó y desmanteló un laboratorio de producción de hidrocloruro de cocaína en el este de Antioquia, el cual tenía la capacidad de producir casi una tonelada de narcóticos por mes.

Los departamentos de Antioquia y Chocó son las regiones más influenciadas por esta organización criminal debido a sus amplias franjas de selva y su proximidad al Océano Pacífico y el Mar Caribe.

Operaciones Conjuntas

Las operaciones en las que participan las Fuerzas Armadas de Colombia y las fuerzas de seguridad civil son comandadas por primera vez por un solo funcionario de la Policía Nacional – General Jorge Luis Vargas, director de Investigación Criminal. Su misión es optimizar los resultados de la lucha contra las estructuras delictivas dedicadas al narcotráfico, la minería ilegal, la extorsión y el reclutamiento de menores.

«La policía tiene mucha experiencia con este tipo de operación, como se ve por los golpes que se han dado a los cárteles ya otras organizaciones criminales. Si consideramos su tamaño y las diversas e ingeniosas maneras en que operan los cárteles, no se puede descartar el papel que la policía ha desempeñado «, dijo a Diálogo Juan Carlos Chaparro, analista de seguridad y profesor de la Universidad Nacional de Colombia.

El Clan del Golfo en la actualidad

El general indicó que, en la primera fase de Agamenón, realizada entre febrero de 2015 y mayo de 2017, el Clan del Golfo se redujo a la mitad.

Tenía 4.200 miembros en 2012, pero hoy en día no supera los 2.000. Durante ese período, las fuerzas de seguridad llevaron a cabo 384 operaciones de asalto, capturando a 59 cabecillas y capturando 527 propiedades y 448 armas de fuego.

El cabecilla del ‘Clan del Golfo’ que compró su acta de defunción
LA POLICÍA NACIONAL capturó a Ómar Darío Patiño Londoño, ‘Óscar’ o ‘Rodrigo’, jefe de la organización en el Pacífico que intentó despistar a las autoridades fingiendo su muerte.

«Es cierto que el ejército y la policía han capturado a miles de miembros de esa organización, entre ellos varias docenas de comandantes de nivel medio, y que han incautado decenas de toneladas de cocaína, pero también es cierto que la organización criminal sigue funcionando».

Dijo Chaparro. «El Clan del Golfo (dirigido por Dairo Úsuga, también conocido como ‘Otoniel’) es una organización acorralada, y está en plena decadencia», añadió el general Nieto. Sus cabecillas han huido a las colinas.

 

Nuevos recursos contra la delincuencia organizada

Además de las capacidades que los miembros de Agamenón II tienen en materia de inteligencia, investigación criminal y combate, tanto terrestres como aéreos, se sumaron 10 nuevos helicópteros Sikorsky U-H60A Black Hawk que habían sido adquiridos por el gobierno colombiano. Aprender el paradero de los líderes de la banda criminal y otros miembros. «Estos aviones son simplemente la manifestación física, tecnológica y presupuestaria de la voluntad del gobierno colombiano de luchar contra el crimen organizado para defender la legitimidad y legalidad del Estado en primera instancia y proteger el proceso de paz en segunda instancia», dijo el ministro De Defensa Luis Carlos Villegas durante el anuncio oficial de que los helicópteros estadounidenses estaban entrando en servicio.

Otras iniciativas para contrarrestar la delincuencia

«Para optimizar nuestra ofensiva contra estas organizaciones criminales, la persecución y la confrontación necesitan ser continuas, y debe haber una mayor colaboración continua de otros gobiernos, en la medida en que el narcotráfico no es exclusivamente un problema colombiano», subrayó Chaparro. Otras unidades militares y de policía de élite desplegadas en el resto del país están trabajando junto con los miembros de Agamenón II para contrarrestar posibles alianzas criminales entre el Clan del Golfo y otras organizaciones.

La policía ya tiene otras cuatro operaciones de alto impacto contra el crimen organizado en curso: «Aquiles» en el sur del Cauca y en el noreste de Antioquia, «Atenea» en los Llanos Orientales, «Esparta» en Norte de Santander y «Poseidón» en la región del Pacífico. Todas estas operaciones convergen en un cuerpo de élite con las más altas habilidades profesionales.

«La Operación Agamenón II deberá asegurar la presencia permanente de personal militar y policial para que el problema no vuelva. La guerra contra las drogas no es exclusivamente una misión policial; Una presencia holística interinstitucional por parte del Estado también se demanda en esta región «, indicó Chaparro.

«Tenemos objetivos claros, y los vamos a cumplir. Nuestras tropas continuarán incansablemente la misión de garantizar la seguridad y tranquilidad de los residentes. Pronto el país verá fuertes resultados «, concluyó el general Nieto. Aparte del Clan del Golfo, organizaciones criminales como Los Pelusos, Los Puntilleros y el Ejército de Liberación Nacional son también una prioridad para las autoridades colombianas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre