Cifras sobre detenciones políticas en Cuba han disminuido

0
190

Mientras los diplomáticos cubanos siguen viajando, Estados Unidos insiste en que es hora de levantar el embargo y buscar apoyo en las universidades, los ayuntamientos y las legislaturas estatales de Estados Unidos, la administración Trump parece tener poco interés en participar en el embargo o en la otra importante cuestión: ocupación de la base naval de la bahía de Guantánamo.

Ninguno de los funcionarios estadounidenses ha dicho que se considerarán hasta que Cuba realice cambios significativos en su sistema político. Eso no ha cambiado en el año desde que Trump anunció su política sobre Cuba durante una visita a Miami.

Mientras tanto, el nuevo líder de Cuba, Miguel Díaz-Canel, no parece estar de acuerdo con la presión estadounidense en ese frente: «Confirmo que la política exterior de Cuba se mantendrá sin cambios. Cuba no aceptará condiciones», dijo a la Asamblea Nacional cuando asumió el cargo el 19 de abril

Cuando los funcionarios de los EE. UU. hablan de Cuba estos días, generalmente se trata de mejorar su historial de derechos humanos. Pero aquí hay una estadística sorprendente: desde que Trump asumió el cargo, la cantidad de detenciones a corto plazo y personas detenidas por motivos políticos ha disminuido. La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, con sede en La Habana, documentó 5.155 de estos casos el año pasado, en comparación con los 8.616 y 9.940 durante los últimos dos años de la administración Obama.

Las sorprendentes cifras

El número de detenciones se incrementó en los meses previos a la visita de Obama a la isla en marzo de 2016, cuando las autoridades intentaron controlar la disidencia, pero luego el número de casos documentados, aunque todavía es alto, comenzó a reducirse gradualmente, según estadísticas de la comisión.

Durante los primeros cuatro meses de este año, el número de casos mensuales documentados por la comisión varió de 319 a 347. En mayo, cayeron a 128, el número mensual más bajo en tres años. Pero Elizardo Sánchez, que encabeza la comisión independiente, no atribuyó la caída a una mayor tolerancia por parte del gobierno cubano.

En cambio, dijo, los números de mayo fueron más bajos debido a otros factores que afectaron el activismo de los cubanos: las malas condiciones climáticas mantuvieron a mucha gente adentro, los cubanos estaban preocupados y se tomaban más tiempo tratando de encontrar comida y otros alimentos básicos, el transporte era difícil y la muerte de 112 personas en un accidente aéreo el 18 de mayo dejaron a la nación conmocionada.

Activistas cubanos de derechos humanos estimaron que a fines de mayo había 120 presos políticos en Cuba, pero Sánchez dijo que es difícil llegar a un número exacto porque los presos políticos están mezclados con delincuentes comunes.

Bajo la nueva política, las visitas de estadounidenses a la isla se han ralentizado y el interés comercial de EE.UU. ha disminuido. También se ha vuelto más difícil para los cubanos visitar y emigrar a los Estados Unidos porque deben ir a terceros países para hacer sus solicitudes de visa.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre