Científicos firman en contra de robots como armas de IA

0
308

Más de 2400 científicos especialistas en inteligencia artificial (AI) decidieron firmar una declaración que conste que no serán partícipes en el desarrollo o fabricación de robots que puedan ocasionar daños a personas sin supervisión humana (Te puede interesar: Google se retira del proyecto militar de inteligencia artificial).

Entre los firmantes se encuentran Demis Hassabis de Google DeepMind y Elon Musk de la compañía de cohetes de Estados Unidos, SpaceX. La intención de la petición es lograr disuadir a las empresas que se encuentren o tengan intención de construir sistemas de armas autónomas letales.

El esfuerzo es el más reciente ejecutado por parte de científicos y organizaciones que buscan dar a conocer el peligro que significa entregar la custodia de una vida a máquinas mejoradas con Inteligencia Artificial. Además de la firma, los científicos han hecho llamados para que se establezca una prohibición preventiva de este tipo de tecnología, pues esto podría marcar una nueva generación de armas de destrucción masiva (ADM).

El control internacional

La organización The Future of Life Institute, hace un llamado a los gobiernos para que establezcan la legislación adecuada para regular el desarrollo y uso de robots asesinos. Lo que se busca con este tipo de tecnología, es lograr lo que se acordó en torno a las minas terrestres, con tratados internacionales y la vergüenza pública, lo que se ha visto directamente repercutido en la producción de las mismas.

En Estados Unidos, el Ejército es una de las entidades principales que financia la tecnología de la Inteligencia Artificial. Las funciones que esta institución espera que los robots puedan cumplir son: volar sobre terreno hostil, navegar en el suelo y patrullar bajo los mares.

Por su parte, Reino Unido ha declarado que no está desarrollando este tipo de sistemas letales, y que por el contrario, las fuerzas se encuentran en constante supervisión y control de las armas que despliega. No obstante, las críticas señalan que el desarrollo de la inteligencia artificial, permitirá que pronto las armas construidas con esta tecnología, operen sin la necesidad de control humano.

El cuestionamiento gira en torno a aquellos científicos que sí están dispuestos a realizar avances de esta tecnología, quienes estarían completamente por fuera del control de quienes esperan poder evitar el desarrollo de armas letales autónomas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre