Chile rinde homenaje a generales muertos por defender Constitución

0
356

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, reveló el martes una placa conmemorativa de dos generales que fueron asesinados por su resistencia a un golpe militar.

La ceremonia tuvo lugar en el quinto piso del Ministerio de Defensa, cerca de la oficina ocupada por Gens. René Schneider y Carlos Prats durante sus respectivos cargos como jefe de las fuerzas armadas de Chile.

Aunque sus asesinatos fueron separados por cuatro años, ambos crímenes surgieron en el contexto de la hostilidad nacional e internacional Salvador Allende, el socialista que fue elegido presidente en 1970, ganando por mayoría contra otros dos candidatos.

Schneider fue asesinado luego de las elecciones de los extremistas de derecha que buscaban secuestrarlo con la idea de lograr que los militares chilenos impidieran que Allende asumiera el cargo.

Planes de la CIA

Los documentos desclasificados del gobierno de los EE. UU. mostraron que el secuestro fallido era parte de un plan de la CIA para denegar la presidencia a Allende.

Schneider fue sucedido por Prats, un «constitucionalista» cuya negativa a aprobar un golpe contra Allende lo llevó a su derrocamiento como jefe del ejército en agosto de 1973.

Después del violento golpe encabezado por el general Augusto Pinochet (1915-2006) el 11 de septiembre de 1973, Prats y su esposa Sofía Cuthbert se exiliaron voluntariamente en Argentina, pero agentes de la policía secreta de la DINA de Chile los persiguieron allí.

Prats y Cuthbert murieron el 30 de septiembre de 1974, en el barrio porteño de Palermo, cuando explotó una bomba colocada en el fondo de su automóvil.

En su discurso durante la presentación, Bachelet, la hija de un general de la fuerza aérea que fue torturada hasta la muerte por DINA por oponerse a Pinochet, dijo que era importante honrar a Schneider y Prats y comprender su compromiso con la ley y la constitución.

«Eso constituye un legado y un ejemplo fundamental, no solo para el ejército, sino para la defensa nacional y para las instituciones estatales en general«, dijo.

Bachelet dijo que Schneider y Prats siguieron el único curso de acción legítimo al demostrar lealtad al presidente, la adhesión incondicional a la constitución y la fidelidad a los valores republicanos de las fuerzas armadas chilenas.

También estuvieron presentes en la ceremonia los miembros de las familias Schneider y Prats, el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, el comandante del ejército, general Humberto Oviedo, y el jefe del estado mayor, general Ricardo Martínez Menanteau.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre