Canadá no será parte de una acción militar en Siria

El ejército de Canadá no tomará parte en acciones contra el régimen sirio, según los comentarios del primer ministro Justin Trudeau. Si bien la Oficina del Primer Ministro no entregó una declaración original a Global News, reenvió un extracto traducido de los comentarios que Trudeau hizo a Radio-Canadá a principios de esta semana.

“No buscamos estar presentes en Siria”, dijo Trudeau en la entrevista. El primer ministro explicó que Canadá ya está comprometido en la lucha contra el Estado Islámico en el norte de Irak y en las operaciones en Mali y Letonia.

“Pero estamos proporcionando ayuda humanitaria”, dijo Trudeau sobre Siria. “Estamos trabajando diplomática y políticamente para tratar de encontrar soluciones”. “Ciertamente, es una posible zona de conflicto que podría crecer y afectar a otros países, pero seguimos trabajando con nuestros socios”.

Otros líderes al respecto

La decisión de abstenerse del compromiso militar en Siria se produce cuando otros líderes mundiales reflexionan sobre las medidas que tomarán. Entre ellos se encuentra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien prometió una respuesta militar en medio de informes de que el ejército sirio usó armas químicas en un ataque la semana pasada en la ciudad de Douma.

El miércoles, tuiteó que los misiles “vendrán”. Pero un día después, parecía menos seguro.

Trump dijo que un ataque a Siria podría tener lugar “muy pronto o no tan pronto”, argumentando que nunca había señalado el momento de la represalia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, también dijo que Francia tenía pruebas de que el gobierno sirio llevó a cabo el ataque químico. Macron agregó que el país está decidiendo si golpeará a Siria. “Tendremos que tomar decisiones a su debido tiempo, cuando lo juzguemos más útil y efectivo”, dijo Macron a la cadena de televisión TF1.

La primera ministra británica Theresa May hizo comentarios similares esta semana, diciendo que Gran Bretaña sopesaría sus opciones sobre la intervención militar. Pero la decisión es complicada, ya que Siria tiene sus propios seguidores, a saber, Rusia e Irán, que niegan todos los informes de un ataque químico.

Si bien Canadá no participará en ninguna posible acción militar junto con sus aliados, los funcionarios han condenado el ataque. “Canadá está horrorizada por el uso reportado de armas químicas contra personas en el este de Ghouta, en Siria, el 7 de abril de 2018, lo que provocó decenas de muertes”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland. “Nuestros corazones están con aquellos que perdieron familiares y seres queridos”.

La declaración del domingo de Freeland agregó que el uso de armas químicas es un “crimen de guerra”. “Canadá, junto con sus socios internacionales, perseguirá la rendición de cuentas por estas atrocidades por todos los medios disponibles”, se lee.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre