Brasil rechaza considerar una intervención militar en Venezuela

0
398

El vicepresidente de Brasil, el general retirado Hamilton Mourão, dijo el pasado lunes 25 de febrero que bajo ninguna circunstancia su país permitiría a Estados Unidos intervenir militarmente en Venezuela desde territorio brasileño.

La declaración de Brasil siguió a una declaración de la Unión Europea instando a los países a evitar cualquier intervención militar en Venezuela.

Brasil evitaró confrontación con Venezuela

En una entrevista con el canal de cable Globo News, Mourão dijo que Brasil hará todo lo posible para evitar un conflicto con la vecina Venezuela. Habló desde Bogotá, donde asistió a una reunión del Grupo de Lima, un bloque de naciones de Argentina a Canadá dedicado a la resolución pacífica de la crisis venezolana.

Mourao dijo que los funcionarios brasileños «creen en la presión económica internacional y diplomática».

La declaración de Mourao se produjo cuando el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se reunió con líderes regionales sobre Venezuela y dijo que «todas las opciones están sobre la mesa».

Pence, Mourao y otros líderes importantes se encontraban en la capital colombiana de Bogotá para una reunión del llamado «Grupo de Lima».

El grupo es una coalición de 14 naciones, en su mayoría conservadoras de América Latina y Canadá, que se ha unido para presionar al Presidente Nicolas Maduro para que deje el poder.

La reunión se produce dos días después de que un esfuerzo respaldado por Estados Unidos para brindar ayuda humanitaria a través de la frontera desde Colombia y Brasil terminó en violencia.

Pence también se reunió con el líder del Congreso de la oposición, Juan Guaido, quien se ha declarado con poderes presidenciales, argumentando que la reelección del presidente socialista Nicolás Maduro no fue válida.

Pence dijo que Estados Unidos ha enviado cinco aviones de transporte militar con 400 toneladas de alimentos y medicamentos a Colombia y Brasil.

Los choques mortales estallaron durante el fin de semana cuando Maduro se negó a permitir el cruce de la ayuda, llamándolo parte de un golpe de estado liderado por Estados Unidos.

En Bruselas, Bélgica, la Unión Europea ha llegado a una postura para permitir o una «resolución pacífica política y democrática y de propiedad venezolana de esta crisis».

«Esto obviamente excluye el uso de la fuerza», dijo Maja Kocijancic, portavoz del jefe diplomático Federica Mogherini, a los periodistas.

El líder opositor de Venezuela y el autoproclamado presidente Juan Guaido se encuentran en Bogotá para conversar con aliados en el Grupo regional de países de Lima sobre medidas para obligar al presidente Nicolás Maduro a abandonar el cargo.

La UE llegó a su posición en una reunión de ministros de asuntos exteriores en Bruselas el lunes pasado.

El domingo, el ministro de Relaciones Exteriores español, Josep Borell, dijo a la agencia de noticias Efe: «Hemos advertido con toda claridad que no apoyaremos y condenaremos firmemente cualquier intervención militar extranjera».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre