Brasil no permitirá cambio en control de Embraer S.A.

0
305

El gobierno de Brasil recibiría con beneplácito nuevas inversiones en el fabricante brasileño de aviones Embraer SA, pero no permitirá un cambio en el control de la compañía, dijo el viernes el presidente brasileño, Michel Temer.

Embraer y Boeing confirmaron el jueves que discutieron un plan para que la compañía estadounidense compre el fabricante de aviones más pequeño de Brasil. La combinación fortalecería a Boeing en el segmento de mercado para los jets regionales más pequeños, donde la compañía actualmente tiene poca presencia.

El gobierno brasileño tiene un veto sobre cualquier transacción que transfiera el control de la compañía, que originalmente era de propiedad estatal y aún tiene estrechos vínculos con el establecimiento militar del país.

«Embraer es brasileño, representa muy bien a Brasil en el exterior», dijo Temer a los periodistas el viernes. «Una inyección de capital extranjero sería bienvenida. Pero no consideraremos la cuestión» de un cambio de control.

Embraer se negó a comentar sobre la postura del Sr. Temer. El vocero de Boeing, Phil Musser, dijo que el acuerdo propuesto con Embraer ofrece sinergias que cubren las ventas comerciales de aviones y defensa, así como los servicios.

Relación Boeing y Embraer

Las dos compañías ya cooperan en algunos proyectos militares. Embraer tiene mucho que ganar con una asociación más estrecha con Boeing, especialmente en el segmento de embarcaciones regionales, según Pedro Galdi, analista de la corredora de São Paulo Magliano Corretora.

«Ni el gobierno ni los militares dejarán ir a Embraer, no tendría sentido vender una empresa con valor estratégico», dijo. «Pero Embraer se beneficiaría (de una asociación más estrecha) porque Boeing tiene un enorme poder de comercialización».

Muchos brasileños dicen que les gustaría ver a la compañía permanecer brasileña.

«Esta es una cuestión de soberanía nacional», dijo Wesley DeLucca, de 30 años, entrenador personal de São Paulo. «Brasil no es el número uno en muchas cosas, pero Embraer es el primero en su segmento. Creo que el gobierno debería vetar una venta».

Las conversaciones se producen después de que el rival de Boeing, Airbus SE, anunciara en octubre un acuerdo para obtener una participación mayoritaria en el negocio de aviones de la canadiense Bombardier Inc., que compite con Embraer en el mercado regional de aviones a reacción.

Embraer, con sede en la ciudad de São José dos Campos en el estado de São Paulo, es el tercer mayor fabricante de aviones comerciales del mundo por ingresos y cuenta con unos 18,000 empleados. Es más conocido por hacer jets regionales en el rango de 70 a 100 asientos, que se usan mucho en rutas donde la demanda no justifica el uso de aviones Boeing o Airbus más grandes. Su nuevo jet E2 puede transportar hasta 140 pasajeros.

El avión más pequeño de Boeing tiene alrededor de 130 asientos. La compañía no había indicado previamente interés en aviones más pequeños. Las ofertas de defensa de Embraer incluyen el A-29 Super Tucano, avión de entrenamiento avanzado y el avión de carga militar KC-390, que es comercializado por Boeing como parte de una empresa conjunta.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre