Armas compradas por EE.UU., terminaron en manos de ISIS

0
348

Algunas armas compradas por los militares de EE.UU., en 2015 terminaron en manos de los combatientes del Estado Islámico en dos meses, según un informe publicado el jueves.

Los hallazgos, de Conflict Armament Research (CAR), una organización independiente de rastreo de armas, se basan en tres años de meticulosa documentación de armas recuperadas de ISIS en los campos de batalla de Irak y Siria.

CAR utilizó números de serie o marcas clave en las armas para rastrearlas desde su origen y tratar de reconstruir cómo fueron obtenidas por los militantes.

Algunas de las armas encontradas en las líneas del frente después de que el ISIS fuera expulsado también incluyen ametralladoras fabricadas en China mezcladas con anfetaminas, drones modificados en sofisticadas fábricas terroristas e incluso un rifle fabricado en la Alemania nazi.

El CAR descubrió que un misil antitanque vendido al Ejército de los EE.UU., llegó a ISIS en solo 59 días.

El suministro de armas

Bajo al menos dos programas diferentes, el gobierno de los EE.UU., ha suministrado armas a los grupos armados sirios, primero para luchar contra el régimen de Assad y luego para ayudar a las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) en la lucha contra el Estado Islámico.

También se cree que algunas de las armas del ISIS fueron robadas de reservas militares mientras que otras fueron compradas ilícitamente.

Según el informe de la CAR, la policía iraquí recuperó un tubo de misiles de fabricación búlgara, parte de un sistema para disparar un misil antitanque guiado por cable, durante la batalla de Ramadi el 9 de febrero de 2016.

CAR documentó el artículo y rastreó su origen a un fabricante búlgaro. La compañía confirmó a los investigadores que el arma había sido exportada al ejército de EE.UU., a través de un corredor de armas el 12 de diciembre de 2015.

No está del todo claro cómo llegó el arma de la planta búlgara a los combatientes de ISIS en Iraq.

Sin embargo, un grupo de oposición sirio llamado Jaysh al-Nasr publicó una serie de fotografías el 21 de diciembre de 2016, mostrando a los combatientes posando en un paisaje nevado. Una inspección más cercana muestra que una de sus armas antitanque lleva un número de lote idéntico y un número de serie similar al artículo incautado en Iraq.

Eso sugiere, dice el informe, que «eran parte de la misma cadena de suministro».

CAR dice que Estados Unidos aún no ha respondido a una solicitud de rastreo del arma.

Kiesler Police Supply Co., que según el CAR negoció la venta del misil antitanque al ejército de los EE.UU., se negó a hacer comentarios.

Basado en el tubo de misiles antitanque encontrado en Ramadi y otros ejemplos de armas compradas por proveedores estadounidenses de fabricantes europeos, CAR dice que hay evidencia de que muchas armas obtenidas por varios grupos rebeldes sirios apoyados por los EE.UU., fueron desviadas a ISIS.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre