Amnistía Internacional analiza debilidades de América Latina

Las políticas de aborto de América Latina han provocado la muerte innecesaria de miles de mujeres, dijo el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, mientras pedía un impulso decisivo para la legalización del procedimiento en toda la región.

“La criminalización del aborto es una forma extrema de violencia contra las mujeres. No reduce los abortos, solo los hace inseguros “, dijo Shetty a The Guardian en Buenos Aires después de una reunión con el presidente de Argentina, Mauricio Macri.

En una amplia entrevista, Shetty también advirtió que la polarización política, el declive económico y un creciente desencanto con la democracia han llevado a una crisis de derechos humanos en toda la región.

“América Latina siempre se vio como más avanzada en el área de los derechos humanos en comparación con Asia o África, pero ahora todo ha ido muy rápido”, dijo.

El enfoque de su reunión con Macri fue el aborto, que sigue criminalizado o restringido en todos los países de América Latina, excepto en Cuba y Uruguay.

Seis países prohíben el aborto en todas las circunstancias, mientras que otros nueve lo permiten solo cuando la vida de la mujer está en peligro.

Argentina es uno de varios estados en la región que actualmente está reevaluando reglas tan estrictas, y la semana pasada el congreso nacional celebró su primer debate sobre el tema, abriendo el camino para lo que probablemente sea un proceso prolongado hacia la despenalización.

El jefe de Amnistía argumentó que la prohibición del aborto solo empuja a las mujeres a buscar terminaciones clandestinas inseguras, una de las principales causas de mortalidad materna.

Otros temas sobre la mesa

Shetty hizo una evaluación sombría de la situación de los derechos humanos en América Latina, señalando la crisis humanitaria cada vez peor de Venezuela y la violencia desenfrenada en Brasil.

Con las elecciones presidenciales programadas para seis países en la región este año, Shetty advirtió que, como en otras partes del mundo, las tentaciones del populismo se están fortaleciendo en medio del desencanto con un sistema democrático que no ha logrado proporcionar una seguridad económica continua.

El jefe de Amnistía dijo que también estaba preocupado por el fallido proceso de paz de Colombia con los rebeldes de las FARC, muchos colombianos se opusieron amargamente al acuerdo, que inicialmente fue rechazado en un referéndum, mientras que los ex combatientes se sienten frustrados por el ritmo glacial de la implementación del acuerdo y temen por su propia seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre