América Latina y la Formación de sus Fuerzas Armadas

0
650
Noticias Militares de Colombia: Fuerza pública abate GAOR en Guaviare
Noticias Militares de Colombia: Fuerza pública abate GAOR en Guaviare

Antes de la aparición de estados latinoamericanos independientes, la región vio aproximadamente 300 años de colonización ibérica. Cerca de fines del siglo XIX, las cosas comenzaron a parecer prometedoras y América Latina experimentó un período importante de crecimiento económico, provocado por la demanda internacional de materias primas.

Entre finales de 1800 y hasta los años treinta, América Latina registró su primer auge exportador. La demanda de recursos latinoamericanos creció, y enormes cantidades de dinero comenzaron a caer en los países latinoamericanos. Sin embargo, la riqueza estaba distribuida de manera desigual y la mayoría de las élites ricas se beneficiaban.

Cómo surgen los Ejércitos en América Latina

El dinero que fluyó a las naciones permitió que surgieran «caudillos». Estos eran en esencia propietarios ricos que tenían pandillas e influencia política. Los caudillos podían ser entendidos como caudillos modernos. Había un cierto nivel de desorden provocado por el surgimiento y la competencia entre caudillos. En ese momento, no había una autoridad adecuada o bien organizada para controlar este caos y desorden. La riqueza del boom de las exportaciones también contribuyó a cambiar esto, ya que permitió a los países latinoamericanos construir y reforzar sus ejércitos nacionales y sus fuerzas policiales.

Se contrató a expertos y asesores militares de Europa, especialmente de Francia y Alemania, para capacitar a las fuerzas armadas y desarrollar cuerpos de defensa y aplicación de la ley capaces. Estas fuerzas militares y policiales nacionales, ahora más avanzadas y experimentadas, fueron capaces de traer orden y estabilidad a los países latinoamericanos y se establecieron como una autoridad centralizada.

Muchos latinoamericanos sentían que sus economías no podían prosperar bajo el capitalismo, y después de años de sentirse traicionados y explotados, se volvieron al socialismo. En 1959, Fidel Castro derrocó al gobierno pro-estadounidense Batista en una revolución socialista.

Castro inmediatamente alineó a Cuba con la Unión Soviética y denunció a Estados Unidos por los problemas que había causado en América Latina. La fuerte retórica anti-imperialista y antiamericana de Castro resonó bien con muchos latinoamericanos y finalmente llevó a muchos embargos y décadas de tensión entre Cuba y Estados Unidos. Castro envió revolucionarios a otros países latinoamericanos e incluso envió a muchos en el extranjero, particularmente a Angola y Mozambique.

América Latina durante la Guerra Fría

América Latina fue un importante campo de batalla durante la Guerra Fría, ya que Estados Unidos y la URSS compitieron para establecer influencia económica y política. Entre 1970 y 1980, muchos países latinoamericanos tuvieron regímenes militares e impidieron con éxito a los revolucionarios tomar el poder. En 1979 sin embargo, los sandinistas derrocaron al gobierno de Anastasio Somoza en Nicaragua en otra revolución socialista. Los regímenes militares latinoamericanos eran muy nacionalistas y la mayoría eran proamericanos. Los Estados Unidos promovieron y apoyaron muchos de estos regímenes. Es bien sabido que el gobierno de Nixon se opuso firmemente al gobierno de Salvador Allende y apoyó el golpe de 1973 que llevó a Augusto Pinochet al poder.

Para los Estados Unidos, los principales adversarios eran los revolucionarios marxistas pro-soviéticos que imaginaban una América latina socialista. Muchos tomaron las armas y atacaron ejércitos nacionales y edificios del gobierno. Esto dio lugar a una violencia generalizada y una desorganización civil. A medida que las fuerzas gubernamentales se enfrentaron con los marxistas para suprimir estas revueltas socialistas, muchos civiles fueron atrapados en el fuego cruzado y asesinados. Varios de estos grupos rebeldes marxistas recurrieron al secuestro, la extorsión y al narcotráfico como medio de financiar sus actividades, lo que resultó en un mayor caos en toda la región.

El surgimiento del Comando Sur

Muchas de estas revoluciones no tuvieron éxito, especialmente en las naciones centroamericanas. Esto se debe a que el Comando Sur de los Estados Unidos estaba estratégicamente estacionado en Panamá, cerca del Canal de Panamá. Capacitaron y suministraron 16.000 contra-revolucionarios para suprimir y prevenir la propagación de las revoluciones socialistas que fueron inspiradas por la Revolución Cubana de Castro. Muchos gobiernos y organizaciones paramilitares fueron ayudados y entrenados por los Estados Unidos para apoyar a los regímenes militares nacionalistas en toda América Latina e impedir que los socialistas revolucionarios respaldados por la URSS asumieran con éxito el poder, lo que habría atestiguado el estrechamiento de Moscú en la región.

Los 5 ejércitos más poderosos en la Actualidad en América Latina

Brasil: Las fuerzas armadas de Brasil han ido aumentando su poderío militar de forma constante durante los últimos años, convirtiéndose así en el país con en el mayor poder militar de la región. Además, su influencia mundial se ha visto en aumento debido a su participación en bloques como el BRICS.

 

México: Este país ocupa el puesto 34 del ‘ranking’, y es el segundo de la región. Las Fuerzas Armadas mexicanas juegan un papel fundamental en la lucha antidrogas e incluso actualmente se discute la aprobación de la Ley de Seguridad Interna, que otorgaría al Ejército mayores competencias en la guerra contra el narcotráfico.

Argentina: Ocupa el puesto número 35 entre las 132 naciones analizadas en el estudio. La República Argentina es el tercer país de la lista a nivel latinoamericano y a pesar de las dificultades económicas que ha atravesado en las últimas décadas, también ha mantenido sus planes de modernización.

Perú: La República del Perú ocupa el cuarto lugar de las Fuerzas Armadas más potentes de América Latina y el 39 a nivel global. Las Fuerzas Armadas de este país cuentan con una notada diversificación de su armamento de combate proveniente principalmente de Rusia, EE.UU. y China, entre otros.

Colombia: La República de Colombia ocupa la quinta posición de América Latina y la 40 del ‘ranking’ global. Esta nación posee el mayor número de efectivos militares activos de la región con 445.000 personas. Durante las últimas décadas, ha vivido un largo conflicto armado con las FARC, el ELN y el narcotráfico.

Cabe destacar que hubo un quiebre histórico en el conflicto con las FARC con el alcance de un acuerdo de paz en 2016. Los resultados del mismo han comenzado a evidenciarse. Hace pocos días finalizó la primera fase del proceso de entrega de armas por parte de las FARC a la ONU.

VenezuelaLa República Bolivariana de Venezuela cierra el listado de las 6 naciones de la región con mayor potencial militar y ocupa el puesto número 41 en el ‘ranking’ global.

Desde la llegada del expresidente Hugo Chávez, las Fuerzas Armadas de este país han robustecido considerablemente todos sus componentes militares, adquiriendo aviones de combate rusos y chinos, y sistemas de defensa como los S-300VM, sistemas de misiles Buk-2M y Pechora-2M, entre otros equipos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre