Amenazas trasnacionales de Estados Unidos

0
157

El fiscal general Jeff Sessions anunció el lunes que el Departamento de Justicia ha determinado oficialmente una serie de pandillas, cárteles y un grupo terrorista como amenazas transnacionales de crimen organizado a los Estados Unidos.

«El día que juré como Fiscal General, el presidente Trump me envió una orden ejecutiva para desmantelar las organizaciones criminales transnacionales, las pandillas y los cárteles que inundan nuestras calles con drogas y violencia», dijo Sessions.

Las organizaciones recientemente designadas incluyen MS-13, Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), Cartel de Sinaloa, Clan del Golfo y el Hezbolá libanés. Sessions ha asignado una serie de equipos dentro del DOJ para emprender acciones judiciales.

A diferencia de la MS-13 y los carteles de la droga, Hezbollah ya está designado como una organización terrorista internacional y trabaja con los carteles para mover dinero, drogas y armas. Este movimiento se produce a través de México, América del Sur y Central.

Bajo la administración de Obama, los procesamientos de miembros de Hezbollah se detuvieron para buscar un acuerdo nuclear con Irán. Hezbollah está financiado por Irán y sirve como un grupo de representantes en el Líbano y en todo el mundo.

Cambios en la política antiterrorismo y contra las drogas

Según una investigación de POLITICO, en su determinación de asegurar un acuerdo nuclear con Irán, la administración de Obama descarriló una ambiciosa campaña de aplicación de la ley dirigida al narcotráfico por parte del grupo terrorista iraní Hezbollah, incluso cuando estaba enviando cocaína a Estados Unidos.

La campaña, llamada Proyecto Cassandra, se lanzó en 2008 después de que la Administración de Control de Drogas acumuló evidencia de que Hezbollah se había transformado de una organización política y militar centrada en Oriente Medio en un sindicato internacional del crimen que algunos investigadores creían que estaba recolectando $ 1 billón al año de la droga.

Jeff Sessions afirmó que ha seguido el mandato del presidente Trump para desmantelar las organizaciones criminales transnacionales, las pandillas y los cárteles.

Para la efectividad de la iniciativa, se estableció un  liderazgo para impulsar los esfuerzos contra la delincuencia organizada transnacional y formando una Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado Transnacional de fiscales experimentados que coordinarán y optimizarán los esfuerzos del Departamento.

La conexión entre Hezbollah, los cárteles de la droga y las pandillas que operan en las comunidades estadounidenses ha sido una preocupación del Congreso.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre