Alteración del orden público en Colombia por marchas estudiantiles

El pasado jueves 8 de noviembre, miembros de la universidad pública de Colombia se reunieron para marchar de forma pacífica en las principales ciudades del país, sin embargo, la violencia y el caos se tomaron las manifestaciones.

La educación superior en Colombia tiene un déficit de 3,2 billones de pesos (cerca de 1.015 millones de dólares) para su funcionamiento y las universidades públicas necesitan además 15 billones de pesos (unos 4.758 millones de dólares) para inversión en infraestructura, según ratifican los expertos.

Los estudiantes exigen a Ivan Duque, presidente de Colombia que se siente a dialogar con ellos y reconozca el déficit financiero de las universidades, por lo que se espera que este viernes se reúnan diferentes sindicatos para acordar un paro nacional, en caso que el Gobierno no cumpla con las solicitudes.

El pasado 26 de octubre el presidente llegó a un acuerdo con los miembros directivos de las instituciones, donde se comprometió a que las transferencias de la nación para funcionamiento de las instituciones de educación superior públicas crecerán en un IPC + 3 puntos porcentuales en el año 2019.

Denuncias de abusos de autoridad y el uso desmedido de la fuerza

Durante el transcurso de las manifestaciones, la Red Popular de Derechos Humanos de Bogotá denunció “el uso desmedido de la fuerza” por parte de agentes del ESMAD, la desaparición de tres estudiantes de la Universidad Nacional y la detención “arbitraria e ilegal” de al menos ocho jóvenes.

“En respuesta al uso desmedido de la violencia por parte de la fuerza pública, 20 estudiantes de la universidad Distrital y Nacional se resguardaron en el Éxito de la calle 97 con 19 durante más de dos horas”, se lee en la denuncia que hizo el grupo.

Varios usuarios de las redes sociales difundieron videos e imágenes de “las acciones desmedidas” de la fuerza pública contra los manifestantes, y documentaron algunos destrozos a las fachadas de medios de comunicación como RCN Radio y el diario El Tiempo, perpetrados por un grupo reducido de personas.

En otras grandes ciudades de Colombia como Cali, Medellín y Bucaramanga también hubo marchas en paralelo a la de Bogotá.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre