2017 fue un año mortal para líderes sociales y ambientales en el mundo

0
131

Según un el informe ¿A QUÉ PRECIO? Negocios irresponsables y el asesinato depersonas defensoras de la tierra y del medio ambiente en 2017 de Global Witness, activistas medioambientales, de tierras e indígenas están siendo asesinados a un ritmo récord y los gobiernos no han implementado estrategias efectivas para eliminar estos crímenes.

El informe muestra que al menos 207 defensores del medio ambiente y la tierra fueron asesinados en 2017. Aproximadamente el 60% de los asesinatos ocurrieron en América Latina, principalmente en Brasil registrando 57 asesinatos, Colombia 24 y México 15.

El informe también enfatizó que documentar y verificar estos asesinatos, particularmente en África, fue extremadamente difícil, por lo que la cifra real podría ser incluso mayor.

La voluntad de gobierno y empresas de hacer la vista gorda ha permitido la impunidad sistemática que permite a los perpetradores saber que casi seguro nunca serán llevados ante la justicia. De hecho, los gobiernos a menudo son cómplices de los ataques.

HALLAZGOS CLAVE

1. Al menos 207 personas defensoras fueron asesinadas en 2017, el año con más muertes registradas.

2. La agroindustria fue el sector más peligroso, superando a la minería por primera vez, con 46 personas defensoras asesinadas por manifestarse contra la forma en que se producen los bienes que consumimos.

3. En 2017 ocurrieron más masacres que nunca antes: Global Witness documentó siete casos en los que más de cuatro personas defensoras fueron asesinadas al mismo tiempo.

4. Casi el 60% de las personas asesinadas en 2017 eran de América Latina.

5. Brasil presentó la mayor cantidad de muertes registradas en un año, en comparación con cualquier otro país del mundo (57). Mientras que en 2017 Filipinas fue el escenario de la mayor cantidad de asesinatos registrados en la historia en un país asiático (48).

6. México empeoró mucho en 2017, con un aumento de tres a 15 asesinatos, en comparación con 2016.

7. Hubo una gran disminución en los asesinatos de personas defensoras de la tierra y del medio ambiente en Honduras, aunque la represión de la sociedad civil en general es peor que nunca.

8. Algunos gobiernos y empresas reconocieron y tomaron más acción ante la problemática; pero se debe hacer mucho más.

9. La impunidad generalizada dificulta identificar a los perpetradores; pero Global Witness pudo vincular a las fuerzas de seguridad del gobierno con 53 de los asesinatos y a actores no estatales con 90 de las muertes.

10. Documentar y verificar casos en África continúa siendo difícil.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre